Ahora le Toca al Congreso

Todos los ojos están puestos en la sesión de la Cámara de Representantes que comenzará a partir de este mediodía con el fin de comprobar si sus miembros refrendan el acuerdo alcanzado por republicanos y demócratas para evitar el ‘abismo fiscal’ y que ya ha sido refrendado por el Senado.

El presidente Obama, ha instado este martes a la Cámara de Representantes a aprobar “sin demora” el acuerdo. “Aunque ni demócratas ni republicanos consiguieron todo lo que querían, este acuerdo es lo correcto para nuestro país y la Cámara debería aprobarlo sin demora”, ha subrayado Obama en un comunicado después de la votación en el Senado.

El presidente ha reconocido que “queda más trabajo por hacer para reducir nuestro déficit y estoy dispuesto a hacerlo, pero el acuerdo de esta noche garantiza que, avanzando, seguiremos reduciendo el déficit mediante una combinación de nuevos recortes del gasto y nuevos impuestos de los americanos más ricos”.

Obama ha resaltado que el acuerdo cerrado por republicanos y demócratas “protege al 98 por ciento de los americanos y al 97 por ciento de los propietarios de pequeños negocios de una subida de impuestos a la clase media” y hace “permanente” la subida de los impuestos a los más ricos.

La votación en el Senado se ha producido pasadas las 2:00 de este martes, superado así el plazo de la medianoche del 31 de diciembre. Sin embargo, aunque técnicamente el país ha entrado en el llamado ‘abismo fiscal’, dado que hoy es un día festivo si la Cámara da su visto bueno la subida de impuestos y los recortes del gasto no tendrían tiempo de aplicarse.

En el Senado, donde los demócratas tienen mayoría, el acuerdo alcanzado por el vicepresidente, Joe Biden, y el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, en las últimas horas del lunes ha contado con el respaldo de 89 senadores, mientras que ocho han votado en contra, entre ellos tres demócratas.

Ahora la clave está en lo que ocurra en la Cámara de Representantes, cuyo presidente, el republicano John Boehner, no ha adelantado si se someterá directamente a voto el acuerdo o se permitirá introducir enmiendas, lo que demoraría su aprobación.

“La Cámara honrará su compromiso de valorar el acuerdo del Senado si es aprobado”, afirmaron Boehner y otros republicanos en un comunicado, subrayando que no se tomarán decisiones sobre si se refrenda o se enmienda hasta que los representantes “hayan sido capaces de revisar la legislación”.

Según ha señalado a Reuters el líder republicano en la Cámara de Representantes, Eric Cantor, “aún no hay una decisión” sobre cuándo se votará. El representante, que salía de la oficina de Boehner, ha precisado que dicha decisión se tomará pronto.

Si la Cámara no aprueba el acuerdo, las rebajas fiscales aprobadas en la era de George W. Bush expirarán y se producirá una subida generalizada de impuestos para todos los ciudadanos, así como una reducción automática del gasto en 110.000 millones de dólares.

Según las predicción de la Oficina Presupuestaria del Congreso, el efecto de este hecho podría lastrar el crecimiento económico del país en un 0,5 por ciento, posiblemente arrastrando de nuevo la economía a la recesión, y elevando el paro desde el 7,7 por ciento actual hasta el 9 por ciento.(Europa Press)

You must be logged in to post a comment Login