Armas, Terrorismo y Racismo en Carolina del Sur

Para los voceros de la comunidad afro americana en Carolina del Sur, el acto de terrorismo cometido por Dylann Roof, en la iglesia Episcopal Metodista Africana de Emmanuel, donde asesino a 9 personas a sangre fría, no fue una sorpresa.

Las víctimas desde arriba a la izquierda en sentido del reloj: Clementa Pinckney, Susie Jackson, Sharonda Singleton, Depayne Middleton, Daniel Simmons Sr y Tywanza Sanders.

bandera de la confederación flamea desafiante frente a las oficina de la gobernadora de Carolina del Sur.

El senador del estado de Carolina del Sur, Clementa Pinckney, de 42 años de eda, era pastor de la iglesia desde 2010 y líder de la comunidad. Estaba casado y era padre de dos hijos.

Las nueve personas asesinadas el pasado miércoles en la Iglesia Metodista Episcopal africana Emanuel, en la ciudad de Charleston, Estados Unidos, compartieron la última hora de sus vidas con Dylann Roof, el hombre que los asesinaría.

Dylann Roof con las banderas de Sudáfrica y Rodesia en su chaqueta.

Roof con la bandera de la confederación.Simbolo del racismo.

Roof quema la bandera americana

Dylan Roof fue declarado culpable por un jurado, luego de ser acusado como responsable de la masacre en una iglesia de la comunidad negra en Charleston, en Carolina del Sur, en la que 9 personas perdieron la vida el pasado mes de junio de 2015.

Roof fue culpado de los cargos 1 y 12 de un total de 33 que enfrenta, de los cuales 9 rompen la Ley de Delitos de Odio, por ser homicidios, 3 más de intenso de homicidio, y nueve más por no dejar expresar la libertad de religión, mismo que terminaron en muerte , uso de un arma peligrosa y nueve cargos mas por arma de fuego, misma con la que se cometieron los asesinatos. Roof podría ser sentenciado a pena de muerte. Además de que enfrenta nueve cargos más por asesinato en los tribunales estatales, pero ese juicio comenzará hasta el próximo mes de enero.

Por onceaba vez, en lo que va de su presidencia, Obama se ve en la obligación de hablar sobre actos de violencia con armas de fuego contra civiles. Una vez más el presidente en un tono evidentemente frustrado señalo que EE.UU. es el único país en el mundo desarrollado donde ocurren estos crímenes. El congreso por su parte ni se dignó en dar respuesta al mensaje de Obama anticipando así que no van a hacer nada por el control de las armas y los crímenes seguir ocurriendo.

Probablemente los defensores del uso indiscriminado de armas, nuevamente saldrán a sugerir que los pastores de las iglesias anden armados de ahora en adelante, como cuando propusieron que los maestros vayan armados en los colegios para defenderse de ataques como los de Sandy Hook Elementary.

Para los voceros de la comunidad afro americana en Carolina del Sur, el acto de terrorismo cometido por Dylann Roof, en la iglesia Episcopal Metodista Africana de Emmanuel, donde asesino a 9 personas a sangre fría, no fue una sorpresa, aunque no por eso el dolor y el rechazo a un acto barbárico como éste dejo de movilizar a esa comunidad. Lo cierto es que los pobladores negros de esa ciudad ven la bandera de la confederación izada frente al edificio de la gobernadora del Estado, así como en casas, establecimientos comerciales y desfiles de esa ciudad. Esa bandera simboliza la esclavitud y el racismo. Recientemente un policía asesinó a sangre fría a un hombre negro desarmado en la ciudad de Charleston y, está preso porque un video lo delató, sino probablemente, estaría libre por que la palabra de un policía blanco vale mucho más que la de cualquier negro víctima de un atropello de “la ley de Carolina del Sur”. Este estado tiene una historia obscura y violenta. Fue, entre otras cosas, uno de los últimos en eliminar la esclavitud.

RELACIONADO: Video Muestra a un Policía Asesinar a Sangre Fría a un Hombre Negro Desarmado en Charleston

Pretender explicar el caso Roof como tantos otros ataques a los derechos humanos de los negros en el Carolina, Texas y otros estados del sur, como “lunáticos que se armaron y matan a las personas que encontraron a su paso porque no les gustan los negros” es por demás simplista. Martin Luther King dio que no hay limitarse a analizar al que comete los crímenes sino lo que hay detrás del crimen. El presidente lo volvió a citar y es evidente que cuando se ven las cosas de ese modo, saltan a la luz los problemas raciales, sociales, políticos y económicos que afectan a las minorías y a la comunidad afro americana en particular en EE.UU. Existe una filosofía segregacionista que no solo la ponen de manifiesto los grupos neo nazis en el sur, sino en diferentes instituciones de la comunidad. Sino por flamea frente a las oficinas de la gobernadora de Carolina del Sur la bandera de la confederación?

Las armas son parte de la cultura de Carolina del Sur en particular. No debe sorprender a estas alturas que Roof consiguiera un revolver fácilmente para perpetrar su acto de terrorismo. Hasta ahora no hay ningún intento de los legisladores de ese estado o en el gobierno federal, por establecer un control de las armas. Este es el combustible que enciende las bajas pasiones de supremacistas blancos y neo nazis en Carolina del Sur.

Roof actuó consiente de lo que hacía. Compartió por una hora las lecturas de la bibilia en la ceremonia religiosa que se estaba llevando a cabo en la iglesia. Luego dijo fuerte y claro para que todos escuchen que “los negros violan a nuestras mujeres, están apoderándose del país y se tienen que ir”. Después de matar a 9 ciudadanos, dejo vivas a tres y les dijo que lo hacía para que vean lo que Roof había hecho y se lo cuente a los demás y huyo. Los hechos no se diferencian del ataque a la revista Charlie en Paris por terroristas musulmanes. Quizás el de Roof es peor aún por el grado de sadismo al compartir por una hora con su victimas un acto religioso. Sin embargo la prensa de EE.UU.

RELACIONADO: Las Fuentes del Odio: Los Grupos Racistas en Estados Unidos

Sin embargo el crimen de Roof es considerado un “crimen de odio” y el de Charlie Hebdo un acto de terrorismo por la prensa, según ellos por un lenguaje legal de acuerdo a las leyes de Carolina del Sur que todos repiten como un eufemismo para encubrir la realidad: en EE.UU. hay terrorismo.

Las victimas

La iglesia Episcopal Metodista Africana de Emmanuel tiene una comunidad tradicionalmente afro-estadounidense y su historia se remonta a 1816, cuando varias iglesias se separaron de la iglesia Episcopal Metodista de Charleston.

Un templo que, según resaltó el presidente Obama, “se ha levantado de las llamas, de los terremotos y de otros tiempos oscuros”

Roof no fue el único caso donde se atacó la iglesia y a sus integrantes. En 1822 uno de sus fundadores, Denmark Vesey, intentó organizar una revuelta de esclavos . Fue atrapado, y terratenientes blancos quemaron su iglesia en represalia. Los parroquianos continuaron su actividad religiosa en la clandestinidad hasta después de la Guerra Civil.

El reverendo Clementa Pinckney, de 41 años, era senador del estado tenía un carácter excepcional como religioso, político y activista. Estaba casado y era padre de dos hijos.

Cynthia Hurd tenía 54 años, 31 de ellos trabajando para la Biblioteca Pública del Condado de Charleston. El domingo cumpliría 55 años.

RELACIONADO: Arden 6 Iglesias de Religiosos Negros en una Semana: ¿Quién esta Detrás estos Ataques?

Sharonda Coleman-Singleton era fonoaudióloga, pastora y entrenadora de atletismo en una escuel. Fue parte del equipo de atletismo de la Universidad Estatal de Carolina del Sur, según el Post and Courier.
Uno de sus tres hijos, Chris, siguió sus pasos deportivos y hoy es jugador de béisbol en la Charleston Southern University.

Tywanza Sanders se acababa de graduar como licenciado en Administración de Empresas de la Universidad de Allen, en Carolina del Sur, una institución privada históricamente negra.

Ethel Lee Lance pasó 30 de sus 70 años trabajando para la iglesia donde murió. Tuvo cinco hijos, siete nietos y cuatro bisnietos.

Depayne Middleton-Doctor, de 49 años, era madre de cuatro hijas y ministra de la iglesia, a la que recién se había unido este año según el Post and Courier. Trabajaba como consejera de matrículas en el campus de Charleston de la Southern Wesleyan University.

Susie Jackson, de 87 años, era prima de Lance y uno de los miembros más antiguos de la iglesia, según el Post and Courier.

Daniel Simmons Sr, de 74 años, fue la única víctima que murió en el hospital y no en la iglesia. Iba todos los domingos y miércoles a la iglesia Emmanuel

You must be logged in to post a comment Login