Caminaron 1,500 Millas por la Reforma

estudiantes Felipe Matos, Gaby Pacheco, Carlos Roa y Juan Rodriguez,  llegaron  a la capital de Estados Unidos luego de una caminata de cuatro meses y 1,500 millas desde Miami hasta Washington para exigir la legalización de millones de inmigrantes indocumentados.

Pero aunque Pacheco y los jóvenes, algunos de ellos indocumentados ,llegan a su destino, todavía están lejos de triunfar en su misión.

Pensaban que, al llegar a Washington, el Congreso estaría debatiendo, o incluso ya hubiera aprobado, la reforma migratoria. Pero ni el Capitolio ni la Casa Blanca han comenzado ese debate y algunos expertos creen que la reforma no se producirá este año debido a las elecciones en noviembre.

Aunque líderes demócratas insisten en que la reforma migratoria va, la administración del presidente Barack Obama parece estar indecisa.

Los opositores a la reforma, por su parte, insisten en que la legalización de los indocumentados distraería a la administración de la crisis económica. Por ahora, dicen, la reforma debería ser pospuesta en favor de mejorar la seguridad en la frontera debido al incremento de la violencia en México.

carlosIncluso antiguos partidarios de la reforma han cambiado de parecer. El senador John McCain, quien fuera hasta antes de las elecciones presidenciales un adalid de la reforma migratoria, sostiene ahora que lo principal es cumplir las actuales leyes de inmigración y apoyo la ley anti-inmigrante de Arizona que autoriza a los departamentos de policía locales a determinar el estatus migratorio de las personas que interrogan arbitrariamente y por su aspecto fisico.

“Tenemos que asegurar la frontera primero”, declaró McCain, republicano por Arizona que recientemente exigió que el gobierno federal envíe 3,000 soldados a la frontera con México.

Por otra parte, el senador republicano por Carolina del Sur, Lindsey Graham, que ha batallado por la reforma junto con su colega demócrata por Nueva York, Charles Schumer, indicó recientemente que quizá sea mejor esperar al próximo año. El presidente concluyo la semana diciendo que no “apetito” en entre los miembros de las camaras por una reforma migratoria.

Por ahora, solamente un proyecto de ley migratoria parece estar avanzando, el llamado DREAM Act, que otorgaría residencia a estudiantes traídos ilegalmente por sus padres.

gabyEl miércoles, los senadores Richard Durbin, demócrata por Illinois, y Richard Lugar, republicano por Indiana, enviaron una carta a la Secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano, solicitándole la suspensión a las deportaciones de estudiantes indocumentados mientras se decide el futuro del DREAM Act.

Matthew Chandler, vocero del Departamento de Seguridad Interna, dijo el jueves que la carta de los senadores muestra por qué es necesaria la reforma migratoria.

“Casos como este ilustran la necesidad de la reforma migratoria integral”, manifestó Chandler. “Nos concentramos en hacer cumplir las leyes migratorias de una forma inteligente y efectiva enfocándonos primero en extranjeros con antecedentes penales que constituyan una amenaza a nuestras comunidades mientras continuamos laborando con el Congreso en pos de una reforma migratoria”.

Chandler no dijo si Napolitano ordenará a la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) detener la deportaciones de estudiantes indocumentados, pero anotó que las suspensiones de expulsiones del país son una opción en ciertos casos.

felipe`ICE usa su discreción caso por caso, como es apropiado, y tiene autoridad para otorgar postergaciones en las deportaciones basándonse en los méritos individuales del caso y una revisión de las circunstancias específicas del caso”, dijo Chandler.

Carlos Roa, de 22 años, uno de los estudiantes que camino hacia Washington, dijo que el liderazgo de los senadores Lugar y Durbin les concede facultades como un verdadero movimiento juvenil.

Un alto a las deportaciones de estudiantes indocumentados, así como a los padres indocumentados que tengan hijos nacidos en Estados Unidos, son dos de los objetivos clave de los participantes de la caminata bautizada como Sendero de Sueños (Trail of Dreams) en honor al DREAM Act.

Roa, un joven venezolano indocumentado que estudia Arquitectura en el Miami-Dade College, es junto con Pacheco uno de los primeros cuatro estudiantes que iniciaron la caminata el 1ro. de enero en la Torre de la Libertad, al norte del centro de Miami. Los otros dos son Felipe Matos, indocumentado brasileño de 24 años, y Juan Rodríguez, un colombiano de 20. Matos se graduó del Miami-Dade College y ahora estudia Economía en la Universidad de St. Thomas. Rodríguez es residente permanente y estudia Administración de Empresas en Miami-Dade College.

juan“Hemos caminado casi 1,500 millas desde la Florida para pedirle al presidente Obama que detenga las deportaciones de jóvenes como yo”, dijo Roa.

La directora ejecutiva de FIAC, Cheryl Little, dijo el jueves que el miércoles emitirán un informe sobre el DREAM Act con las historias de diferentes estudiantes indocumentados bajo el título: Da rienda suelta al SUEÑO: fin al desperdicio colosal del talento inmigrante joven.

Tras la conferencia de prensa, dijo Little, los jóvenes se dirigieron a la Casa Blanca para entregar a Obama la petición para poner fin a las deportaciones de estudiantes indocumentados y de familias indocumentadas con hijos en este país.

También se sumaron  a una manifestación el 1ro. de mayo en Washington a favor de la reforma.

Muchos de los estudiantes indocumentados fueron traídos por sus padres cuando eran pequeños. Roa, por ejemplo, tenía 2 años. Pacheco, una ecuatoriana traída a los 7 años, cumplió 25 en enero 28 cuando caminaban por Gainesville.

“Hacemos esto porque estamos cansados de promesas en cuanto a la reforma migratoria”, dijo Pacheco. “Nuestro principal propósito es crear conciencia sobre la extrema necesidad de una reforma migratoria. Los estudiantes indocumentados desean contribuir a la sociedad pero no tienen un sendero hacia la legalización”.

You must be logged in to post a comment Login