Celulares: Peligro sobre Ruedas

Los conductores que emplean teléfonos celulares están tan incapacitados para manejar como los alcoholizados

Cuando una persona maneja mirando el celular maneja a ciegas y en un abrir y cerrar de ojos puede producir un accidente. Esto no es nuevo. Todo el mundo lo sabe, sin embargo muchos lo hacen y no solamente conduciendo autos sino camiones, autobuses y trenes. Ahora investigadores estadounidenses han demostrado que las conversaciones por teléfono celular en general, distraen mucho más a los conductores que dialogar con un pasajero.

Las estadísticas son por demas preocupantes pero nada cambia, por mas que en algunos estados se penaliza un ticket a la persona que maneja con un celular en la mano. En los Estados Unidos, cerca de 15 personas mueren todos los días en accidentes vehiculares atribuidos a un conductor distraído y otras 1,200 personas sufren lesiones. En general, el 25% de los conductores en los Estados Unidos reportó que conversa por teléfono “habitualmente” o “bastante a menudo” mientras maneja. Los grupos de edad más jóvenes usaron en mayor cantidad el teléfono celular; casi el 40% de los jóvenes entre 18 y 29 reportaron que hablan por teléfono “habitualmente” o “bastante a menudo” mientras manejan.

El equipo reveló que utilizar los dispositivos de manos libres no mejora las cosas y los expertos creen saber porqué: los pasajeros actúan como un segundo par de ojos, callándose e incluso, en ocasiones, ayudando a los conductores cuando ven que necesitan hacer una maniobra.

Enviar mensajes de texto mientras se maneja es particularmente peligroso porque implica distracción visual, manual y cognitiva.

La investigación, publicada en Journal of Experimental Psychology: Applied, se suma a la creciente evidencia de que los teléfonos celulares pueden volver peligrosa la conducción de un automóvil.

Dave Strayer, de la University of Utah, y sus colegas hallaron en una serie de experimentos con simuladores de conducción que hablar por teléfonos móviles con manos libres generan tanta distracción como su uso estándar.

Los expertos demostraron que conversar en una llamada telefónica puede desacelerar los tiempos de reacción de los conductores jóvenes a niveles observados en las personas mayores y que los conductores que emplean teléfonos celulares están tan incapacitados para manejar como los alcoholizados.

En general, el 9% de los conductores en los Estados Unidos reportó que envía mensajes de texto” o correos electrónicos “habitualmente” o “bastante a menudo” mientras maneja. Más de una cuarta parte de los jóvenes de 18 a 29 años de edad reportó que envía mensajes de texto o correos “habitualmente” o “bastante a menudo” mientras maneja

En el último estudio, el equipo de Strayer mostró que los conductores que usaban el dispositivo de manos libres se equivocaban de camino con más frecuencia que aquellos que conversaban con un pasajero. El equipo evaluó a 96 adultos de 18 a 49 años.

“El pasajero suma un segundo par de ojos y ayuda a que el conductor maneje y le recuerda adonde va”, indicó Strayer en un comunicado.

“Cuando se revisan los datos, resulta que un conductor que conversa con un pasajero no está tan incapacitado como uno que habla por teléfono celular”, añadió el investigador.

Los pasajeros también simplifican la conversación cuando cambian las condiciones de manejo, escribieron los autores.

“La diferencia entre una conversación por teléfono móvil y una conversación con un pasajero se debe al hecho de que el pasajero está en el vehículo y sabe cómo son las condiciones del tránsito y (…) le señala al conductor los peligros”, dijo Strayer.

*Estadisticas: CDC.

You must be logged in to post a comment Login