Cinco Consejos para un Bronceado Completo

Es indispensable que te realices los baños de sol de forma paulatina, es decir, el primer día puedes exponerte a los rayos en sesiones de cinco minutos, los cuales se incrementarán conforme pasen los días.

Un bronceado perfecto tiene muchas ventajas para el cuerpo, debido a que mejora tu apariencia, fortalece tus huesos y ayudan a prevenir algunas enfermedades, gracias a los rayos solares, principal fuente de vitamina D.

1.- Prepárate para el sol: 15 días antes de que te expongas al sol, aplica prebronceadores, para activar la melanina y evitar las quemaduras. Puedes comprarlos en cualquier tienda de productos de belleza.

2.- Dieta para la piel: Semanas antes de tu viaje consume alimentos ricos en caroteno (zanahoria, tomate) y alfacaroteno (maíz, brócoli, kiwi) para mejorar la pigmentación de la piel y evitar que los rayos UV provoquen algún daño. Además, los productos ricos en vitamina E y B (pescado y legumbres) evitan la deshidratación, la descamación de la epidermis y prolongan el bronceado.

3.- Exfoliación: Elimina las células muertas de tu piel, para que perdure un poco más tu bronceado. Trata de aplicarlo con un paño tibio y húmedo; frota todo tu cuerpo en pequeños círculos y enjuaga con agua tibia. Puedes comprarlos en el mercado o hacer uno casero con azúcar, limón y miel.

4.- Utiliza un fotoprotector: La aplicación de un filtro solar ayudará a prevenir la presencia de manchas y te ayudarán a conseguir un bronceado uniforme. Debes elegir el adecuado, según tu tipo de piel. Evita los aceites sin protección, debido a que aceleran el envejecimiento prematuro y favorecen las quemaduras solares.

5.- Hidrata tu piel: No olvides tomar dos litros de agua al día e ingerir alimentos hidratantes; utiliza una crema, leche o gel para después del sol, que contenga manteca de cacao o aloe vera, la cual tiene efectos calmantes, antiinflamatorios y regeneradores, los cuales mitigarán el dolor, ardor o infecciones.

Los especialistas recomiendan suspender (con el permiso de tu médico) la ingesta de medicamentos como antibióticos, sulfamidas o anticonceptivos, los cuales generan una fotosensibilización de la piel, lo que favorece la aparición de manchas.

Además, es indispensable que te realices los baños de sol de forma paulatina, es decir, el primer día puedes exponerte a los rayos en sesiones de cinco minutos, los cuales se incrementarán conforme pasen los días.

Recuerda cambiar de posición cada cierto tiempo, para evitar la insolación y las quemaduras solares. Al final del día toma un baño con agua tibia para eliminar los residuos del filtro solar y cerrar los poros. Si sigues estos cuidados, seguro tendrás un bronceado saludable y parejo. Así que prepárate y disfruta al 100% tus vacaciones.

You must be logged in to post a comment Login