¿Cómo Afecta a los Latinos la Reforma Tributaria de Trump?

Un nuevo informe del Instituto de Estudios Políticos encontró que "sin un cambio serio en su curso, el país se dirige hacia un estado de apartheid racial y económico"

Los blancos pueden esperar mayores privilegios bajo el nuevo plan republicano de reforma tributaria, que los latinos y los negros en general los cuales solo perderán. Evidentemente este plan es parte de la política racista de Donald Trump. Si este proyecto de ley se aprueba como esta el país se dirige hacia un estado de “apartheid racial”.

La reforma tributaria podría elaborarse para crear un crecimiento inclusivo, pero el propuesto plan republicano solo agravará la brecha de riqueza racial y aumentará el crecimiento de la desigualdad, de acuerdo con economistas y abogados tributarios. Las familias de color pronto conformarán la mayoría de la población estadounidense, sin embargo, continúan quedando por detrás de los blancos en la creación de riqueza. La riqueza familiar blanca fue siete veces mayor que la riqueza familiar negra y cinco veces mayor que la riqueza familiar hispana en 2016. Más claro no canta un gallo.

“La ley de impuestos generalmente se crea con los contribuyentes blancos en mente y este es otro ejemplo de eso”, dijo Dorothy Brown, una profesora de derecho de la Universidad de Emory que se enfoca en la política tributaria por raza y clase. “Este plan privilegia la forma en que los blancos viven en Estados Unidos”.

Así es como el plan de impuestos será manipulado por raza:

El plan republicano favorece a los estadounidenses que generan ingresos a partir de la riqueza que ellos o sus familias ya tienen. Actualmente, la riqueza heredada de hasta $ 5,430,000 puede pasar libre de impuestos a un cónyuge sobreviviente, y luego a los hijos. El nuevo plan eliminaría completamente el impuesto al patrimonio, lo que significa que cualquier cantidad de dinero podría pasarse a las generaciones futuras libres de impuestos. Trump es un beneficiario de este cambio.

Estos cambios en el impuesto al patrimonio costarán aproximadamente $ 200 mil millones, y excluirían en gran medida a negros e hispanos. Debido a la privación sistemática de derechos de los estadounidenses que no son blancos, los blancos han tenido mucho más tiempo para ganar dinero y dejarlo compuesto.

“El plan de impuestos del GOP no es más que una transferencia masiva de riqueza a los estadounidenses más ricos a expensas de las familias trabajadoras y las comunidades desatendidas”, dijo la congresista de Nueva York Yvette D. Clarke.

Recorta Medicaid, subsidios de Obamacare y beneficios sociales.

La expansión de Obamacare de Medicaid y la cobertura subsidiada redujo la tasa de personas no aseguradas de afroamericanos no asegurados de casi el 19 por ciento a poco menos del 12 por ciento, pero el plan de impuestos del Partido Republicano eliminaría en gran medida estos beneficios. El Senado no solo terminaría con los subsidios para Obamacare, sino que también recortaría $ 5.3 billones de Medicaid durante diez años para poder pagar los recortes de impuestos. El plan también pondría fin a la deducción de gastos médicos que permite a los estadounidenses deducir gastos médicos calificados que superan el 10% de sus ingresos del año. Estos cambios penalizarían a los estadounidenses de clase baja que no tienen seguro suficiente.

Brown también se preocupa de un “segundo golpe” para la comunidad no blanca, “después de que se apruebe el proyecto de ley, los republicanos contrarrestarán los crecientes déficits al reducir los programas sociales”, dijo.

La tasa de pobreza en los Estados Unidos cayó al 12.7 por ciento en 2016, pero la tasa de pobreza para los afroamericanos es del 22 por ciento, y como resultado dependen más de los programas de asistencia social que de los estadounidenses blancos.

Favorece a los propietarios y accionistas de negocios blancos.

Las ventajas fiscales para las empresas constituyen la gran mayoría del plan impositivo del Senado, al 60 por ciento del costo total. Solo el 17 por ciento de las empresas en los Estados Unidos son propiedad de minorías y las grandes exenciones impositivas para las corporaciones no suelen generar más empleos o aumentar los salarios, según Vanessa Williamson, del no partidista Brookings Institute.

Los cambios en las tasas impositivas corporativas beneficiarán a los accionistas, pero solo un tercio de los negros e hispanos poseen acciones, en comparación con dos tercios de los blancos. “La disparidad de riqueza entre estadounidenses blancos y no blancos se verá agravada por esta legislación. Creo que la política fiscal en Estados Unidos, al igual que la mayoría de las políticas, históricamente ha tenido la intención de beneficiar a los blancos “, dijo Williamson.

Los negros e hispanos no poseen tantas casas como los blancos.

La política impositiva favorece a los propietarios, y la tasa de propiedad de vivienda entre los estadounidenses blancos es más de un 30 por ciento más alta que la de los estadounidenses negros. Los hogares negros e hispanos tienen el doble de probabilidades que los hogares blancos de alquilar sus casas, sin embargo, no hay exenciones impositivas para los inquilinos. El proyecto de ley de la Cámara de Representantes también eliminaría un tipo de bono exento de impuestos que financia aproximadamente la mitad del desarrollo de viviendas asequibles en los Estados Unidos.

Un nuevo informe del Instituto de Estudios Políticos encontró que “sin un cambio serio en su curso, el país se dirige hacia un estado de apartheid racial y económico” y que “si la división de la riqueza racial no se aborda y no se exacerba aún más los próximos ocho años, la mediana de la riqueza de los hogares negros está en camino a alcanzar el cero para 2053 “.

You must be logged in to post a comment Login