Cómo Cenar Sano y Rico

Se puede cenar bien y, además, guardar la línea. Lo cierto es que no cenar o tomar pocos alimentos, no es buen sistema para perder peso. Lo más aconsejable es tomar una cena ligera, pero completa.

En realidad la cena es la última ingesta de la jornada y es recomendable escoger alimentos fáciles de digerir, cocinados (a la plancha, al vapor o cocidos con poco agua o grasa, que serán tomados siempre en la misma franja horaria. Al terminar el día, se queman menos calorías. Si cenas tarde, te acostarás con el estómago lleno y el descanso puede verse afectado por una digestión difícil. Si por tus obligaciones diarias cenas tarde, termina la jornada con un buen paseo, una infusión relajante o un vaso de leche.

Descansar siempre es importante, pero recientes estudios han descubierto que tambien puede influir en el peso: si duermes bien segregas leptina, una hormona anti-hambre. En situaciones de insomnio se produce grelina (Gherlina) una hormona que abre al apetito.

He aqui una idea para una cena ideal:

• Primer plato: verduras cocidas, crudas o en sopa (según la estación puedes variar: en verano, cremas frías, en otoño-invierno purés y caldos, en primavera menestras…)

• Pan completo con cereales más una cucharada de féculas: pasta o arroz integral.

• De segundo: pescado o huevos o jamón cocido.

• Postre: yogur o queso blanco  o una fruta.

Horarios nocturnos

Si trabajas por la noche, fracciona la cena en dos: tómate hacia las 18:00-19:00 horas un pequeño sándwich (pan+jamón cocido) y una fruta. Después, una cena nocturna ligera, compuesta por un plato de verduras y féculas , mas un producto lácteo.

You must be logged in to post a comment Login