Cómo Hacer Hamburguesas Saludables

Sin dudas, las hamburguesas son un platillo reconocido a nivel mundial. Con vegetales frescos o grillados, con quesos y jamón, con una infinidad de opciones a tu disposición y al gusto de cada uno, las hamburguesas son un alimento completo, versátil y si aprendes a prepararlas en casa, pueden ser una opción sumamente saludable también.

Seguro que en el mercado encontrarás muchas alternativas para cocinar hamburguesas. Estos discos de carne, ya condimentados, sólo requieren de algunos momentos de cocción, y son también apetitosos. Pero no se comparan a las hamburguesas completamente caseras, aderezadas a nuestro gusto y preparadas de la manera más saludable posible.
Para hacer hamburguesas caseras es fundamental utilizar carne de primera calidad, magra (sin grasa) y molida o cortada pequeña a cuchillo, y luego procesada para integrar y activar las proteínas. El cálculo general es de unos 550 gramos de carne molida para lograr unas 4 hamburguesas. Luego, recuerda que debes agregar la sal que consideres necesaria, y los sabores anexos a tu gusto.

Nuestra recomendación es que, para esa cantidad de carne, calcules dos cucharadas pequeñas de sal, una de pimienta negra recién molida, una cucharada sopera de orégano seco, una cebolla pequeña pelada y picada pequeña, un diente de ajo pelado y picado, una cucharadita pequeña de ají molido, un huevo grande o dos pequeños, y una a dos cucharadas soperas de pan rallado (o harina común). Si prefieres un sabor más suave, puedes agregar pimentón seco molido y, si quieres dar un toque extravagante a tus hamburguesas, te recomendamos agregar una pizca de curry seco molido.

En un bol espacioso coloca la carne y la sal. Integra con las manos, y luego agrega el pan rallado y los condimentos secos. Vuelve a integrar bien, amasando la carne para que se forme en una suerte de pasta seca, y luego agrega la cebolla picada, el ajo y finalmente el huevo entero. Mezcla bien todos los ingredientes, cubre con papel film de cocina, y lleva a la nevera por una media hora, para integrar los sabores.

Mientras tanto, enciende la parrilla, plancha u horno, a unos 200°C. Cuando esté caliente, no te olvides de humectar la superficie de cocción con aceite vegetal en aerosol, aceite común o grasa.

Toma un cuarto de la preparación y forma un bollo parejo. Repite con los otros tres cuartos. Aplana luego cada bollo en la forma de hamburguesa (puedes hacer más hamburguesas pequeñas) y, con tu dedo pulgar, presiona al centro para hacer un pequeño hueco en cada disco de carne. Esto propiciará una cocción más pareja y uniforme, evitando que el disco pierda su forma.

Cocina las hamburguesas con la depresión que creaste hacia arriba, hasta que se noten bien cocidas aproximadamente hasta la mitad de su altura. Luego, con la ayuda de una espátula, voltea las hamburguesas para terminar la cocción.

Al voltearlas, coloca por encima el queso, el jamón, y los ingredientes que quieras agregar que admitan la cocción (no los vegetales, por ejemplo). Mientras tanto, tuesta un poco los panes por fuera y luego por dentro, agrega condimentos, y coloca las hamburguesas, para finalizar con tomate, lechuga, cebolla cruda en rodajas, pepinillos y todo lo que quieras agregar a esta saludable y muy sabrosa hamburguesa casera.

You must be logged in to post a comment Login

Free Shipping on All Orders Over $75!