Consejos para Leer Mejor

La Lectura es el proceso de la recuperación y aprehensión de algún tipo de información o ideas almacenadas en un soporte y transmitidas mediante algún tipo de código, usualmente un lenguaje, ya sea visual, auditivo o táctil (por ejemplo, el sistema Braille).

Otros tipos de lectura pueden no estar basadas en el lenguaje tales como la notación o los pictogramas

La lectura no es una actividad neutra: pone en juego al lector y una serie de relaciones complejas con el texto. Más, cuando el libro está cerrado, ¿en qué se convierte el lector? ¿En un simple glotón capaz de digerir letras? ¿Un leñador cuya única labor es desbrozar el paisaje literario?.

¿Cómo leer un libro o cualquier escrito, para comprender su significado?

Entender el significado de un texto implica:

a) traducirlo a tus propias palabras
b) descubrir lo esencial del mensaje
c ) Traducir una idea a tus propias palabras o términos: Este es el nivel más sencillo de la comprensión y se refiere a la interpretación que haces de lo que lees. Al traducir a tus palabras lo que se expresa, reflejas tu nivel de comprensión. Toma en cuenta las experiencias previas sobre el mismo que tengas y si es material nuevo, busca a quien tenga el conocimiento e incorpóralo a tu comprensión. La regla que debes seguir es que no se desvirtúe el sentido dado por el autor.
d) Descubrir lo esencial del mensaje: Implica percatarse de que es lo importante, cuáles son las ideas claves del texto, de un capítulo, o un párrafo. Las ideas claves aparecen a lo largo de todos los niveles de un texto. Se pueden definir como el pensamiento más general del cual se desprenden casos, hechos históricos, definiciones, fórmulas matemáticas, principios, reglas, hipótesis, es decir que:

Cuando en el texto se dice: definen y describen un fenómeno o concepto. La idea clave es responder a las preguntas de ¿Qué es? Y ¿Cómo es?
Cuando explican como se produce. Idea clave es preguntarte: ¿Cuál fue la causa? Y ¿Cuál el efecto?
Comparan y contrastan ideas, objetos o sucesos. La idea clave es: ¿Cuál es la diferencia y semejanza entre las cosas?

Proceso lector:

Si bien se pueden identificar distintos métodos y tipos de lectura, que varían de acuerdo con el soporte material de la información y a los propósitos que motivan la actividad lectora, en general, el proceso mediante el cual leemos consta de cuatro pasos:

1. La visualización: Percepción de sílabas o palabras sueltas de la información a través de la vista. Visualmente la lectura no es una simple exploración continua del texto, sino una sucesión de imágenes, cada una de las cuales fija visualmente un conjunto de letras cada 25 milisegundos aproximadamente. La velocidad de desplazamiento es relativamente constante entre unos y otros individuos, pero mientras un lector lento enfoca entre cinco y diez letras por vez, un lector habitual puede enfocar aproximadamente una veintena de letras.
2. La fonación: Articulación oral consciente o inconsciente, se podría decir que la información pasa de la vista al habla. Es en esta etapa en la que pueden darse la vocalización y subvocalización de la lectura. La lectura subvocalizada puede llegar a ser un mal hábito que entorpece la lectura y la comprensión, pero puede ser fundamental para la comprensión de lectura de materiales como la poesía o las transcripciones de discursos orales.
3. La audición: La información pasa del habla al oído (la sonorización introauditiva es generalmente inconsciente).
4. La cerebración: La información pasa del oído al cerebro y se integran los elementos que van llegando separados. Con esta etapa culmina el proceso comprensivo.

Procedimiento general para leer y comprender-aprender:

Relacionar el título de lo que vas a leer con tu información previa, de manera que puedas determinar lo que ya sabes acerca del tema.
Averigua el significado de términos desconocidos y determina el significado de las palabras según el contexto en que se encuentran.
Traduce a tus propias palabras lo que dice el texto e identifica las ideas clave de cada inciso, apartado o capítulo. Para ello, auxíliate de las palabras clave.
Toma nota de las ideas clave.
Vigila tu comprensión a medida que avanzas.
Identifica las dificultades. Estas se ubican entre el último punto que comprendes y el primero en el cual ya no logras entender.
No tiene caso que leas sin comprender, pues no te quedará nada de ello. Regresa al punto de la dificultad y trata cuantas veces sea necesario, hasta que encuentres la idea clave.

Fuentes: es.wikipedia.org / medicina.usac.edu.gt / www.estudiantes.udg.mx

You must be logged in to post a comment Login