Cruel Presente de Trump para Padres Indocumentados: Cancela el DAPA

No obstante, seguirá en marcha el programa DACA que protegía de la deportación a niños que habían llegado a Estados Unidos ilegalmente cuando aún eran pequeños desde antes de enero de 2010

El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, anunció en un comunicado que se ponía fin inmediato al memorando de noviembre de 2014, por el cual la administración del presidente Barack Obama eximía temporalmente de la deportación a padres de hijos regularizados.

Otro amargo presente para los padres indocumentados en EE.UU. del gobierno de Trump. Cancelaron el DAPA que los protegia de ser deportados. Apesar de las criticas y las insistentes petiticiones delos congresistas democratas de que no se deporte a los padres de los jovenes indocumentados en EE.UU. el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos decidió hoy rescindir la acción diferida que beneficiaba a los padres indocumentados de hijos con ciudadanía o residencia permanente.

RELACIONADO: La Corte Suprema Revisará Constitucionalidad del DAPA y el DACA

John Kelly, secretario de Seguridad Nacional, anunció en un comunicado que se ponía fin de inmediato al memorando de noviembre de 2014, por el cual la administración del presidente Obama eximía temporalmente de la deportación a padres de hijos regularizados.

No obstante, seguirá en marcha el programa que protegía de la deportación a niños que habían llegado a Estados Unidos ilegalmente cuando aún eran pequeños desde antes de enero de 2010.

RELACIONADO: ¿Qué Hay Detrás de la Suspensión del DACA y el DAPA?

La Acción Diferida para Padres de Ciudadanos y Residentes Permanentes (DAPA) fue creada como parte de las acciones ejecutivas migratorias del Presidente Obama. Bajo DAPA, los padres indocumentados de ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes legales (portadores de una tarjeta verde) que han vivido en los EE.UU. desde el 1 de enero de 2010, podrian haber solicitado un permiso de trabajo y permiso para permanecer en los EE.UU. por tres años.

Según un estudio del Migration Policy Institute, unos 3,6 millones de indocumentados podrían haberse beneficiado por la acción diferida para padres indocumentados de estadounidenses o residentes permanentes, conocida por las siglas DAPA.

Estos padres de ciudadanos siguen en el limbo después de que la Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (DAPA) proclamada en 2014 por el entonces presidente del país, Barack Obama (2009-2017), que les amparaba de la deportación, no llegara a entrar en vigor y el Tribunal Supremo no emitiera una decisión definitiva.

“Para muchos, este Día del Padre puede ser su último juntos, a menos que algo cambie pronto. Pierden a un padre, a un mentor, a un profesor y a un pilar en sus vidas. Estos niños ponen una cara humana a la crueldad de Trump”, afirmó el senador demócrata Robert Menéndez.

You must be logged in to post a comment Login