Documental Vincula a McVeigh con la Extrema Derecha en el Atentado de Oklahoma

Se estima que hay cerca de 500 grupos antigubernamentales en el país hoy. "Era hora de echarle un vistazo al peor caso de terrorismo doméstico en la historia de EE.UU. y encontrar las raíces de la historia".dijo el cineasta Barak Goodman en el 20 aniversario del atentado.

Tomothy McVeigh consideró objetivos en Dallas, Little Rock, Arkansas y Tulsa, antes de establecerse en Oklahoma City. En realidad fue una venganza porque los agentes federales asignados allí estaban involucrados en el caso Waco en Texas. Y eligió el 19 de abril porque era el aniversario de la tragedia de Waco.

Un nuevo documental que vincula a la extrema derecha, el cobarde atentado terrorista de Oklahoma City y Timothy McVeigh, sirve como una lección de historia e, indirectamente, como una advertencia de que algo tan horrible podría suceder de nuevo.

Oklahoma City, dirigida por Barak Goodman, se presento en la serie “American Experience” de PBS después de su estreno el mes pasado en el Festival de Cine de Sundance. El productor Mark Samels lo desarrolló como un medio para “excavar” la historia detrás del bombardeo, dijo Goodman.

“Esto nació hace un par de años”, dijo Goodman en una entrevista. “Era hora de echarle un vistazo al peor caso de terrorismo doméstico en la historia de Estados Unidos … y encontrar las raíces de la historia”.

El documental de dos horas rebela los movimientos separatistas y de supremacístas blancos que amenazaron al país en los años ochenta y principios de los noventa – detallando la retórica anti-gubernamental que todavía hoy se hace eco con el movimiento alt-right y el website Breibart. La participación de McVeigh trasciende de vender banners anti-gubernamentales en Texas a armar un camión de Ryder con combustible, fertilizante para volarlo luego en Oklahoma.

Sus acciones eran simbólicas, no inexplicables.

“Pensé para mí mismo, ‘¿Por qué Oklahoma City? Es un lugar tranquilo. Aquí no pasa nada. No se supone que ocurra aquí “, dijo la oficial de policía de Oklahoma City, Jennifer Rodgers, al principio de la película.

McVeigh consideró objetivos en Dallas, Little Rock, Arkansas y Tulsa, Oklahoma, antes de establecerse en Oklahoma City porque los agentes federales de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego asignados allí estaban involucrados en el caso Waco en Texas. Y eligió el 19 de abril porque era el aniversario de Waco.

Los cineastas concluyeron que McVeigh actuó después de escuchar la retórica antigubernamental durante años.

“A veces no se puede demonizar al gobierno federal y llegar a afirmaciones radicales sin considerar las teorías de los conspiradores radicales y sin que haya algunos efectos concretos del mundo real “, dijo Goodman.

Mucho antes de la ciudad de Oklahoma, los miembros de las naciones arias y sus simpatizantes buscaban un culpable de la disminución de la raza blanca y sus problemas socioeconómicos. La Orden, otro grupo de supremacía blanca, imitó a un grupo de nacionalistas en el libro “The Turner Diaries” donde se planea derrocar al gobierno federal. El libro describe el uso de un camión bomba para hacer estallar la sede del FBI en Washington.

En el atentado terrorista de Oklahoma murieron 168 personas e hirieron a más de 600 personas

McVeigh había estado expuesto a todo eso cuando escribió una carta a su periódico local en 1992 preguntando si una guerra civil era inminente y apareció en Waco en 1993 vendiendo banners para los autos contra el control de las armas.

La incursión de Waco fue, para él, una prueba de lo que el gobierno era capaz para controlar las armas. Los agentes de la ATF temían que el líder de la rama davidiana David Koresh intentara provocar el Armagedón después de recibir un dato sobre las armas en el recinto. Intentaron intervenir, provocando un enfrentamiento de 51 días.

Jeff Jamar del FBI, hablando en el documental, dijo que parecía que las negociaciones nunca existieron realmente.

“Estábamos en una situación en la que todo lo que se podía hacer era empeorar las cosas”, dijo. Según el gobierno, cuando los agentes lanzaron gases lacrimógenos en el complejo, los seguidores de Koresh prendieron fuego al edificio, matando decenas, incluyendo niños.

“No me sorprendió que las madres no salieran con sus hijos – David nos dijo que … ascenderíamos al cielo en un espiritu ardiente”, dijo el ex rama Davidian Kat Schroeder a los cineastas.

Aunque McVeigh no formaba parte de un grupo de milicias, la exposición a la retórica anti-gubernamental le llevó a atacar, dijo Goodman. Fue capturado rápidamente, condenado y ejecutado por las 168 muertes en el Edificio Federal Alfred P. Murrah.

“Estoy persuadido de que actuó solo, con sus amigos del Ejército, y eso es realmente lo más espantoso de todos”, dijo. Con poco dinero y poca comprensión de la fabricación de bombas, McVeigh lo llevo a cabo. La mayoría de los estadounidenses se sintieron traicionados, pero algunos lo vieron cumplir lo que ellos mismos no podían hacer, dijo Goodman.

“No es todo el mundo que tiene la capacidad o la voluntad o la enfermedad mental para hacer esto, pero no soy los suficientemente ingenuo como para pensar que las cosas han cambiado tanto que no vamos a ver esto suceda de nuevo”, dijo Goodman.

El Southern Poverty Law Center estima que hay cerca de 500 grupos antigubernamentales en el país hoy.

“Nunca se van”, dijo Goodman. “Creo que lo único en lo que podemos tener certesa es que la policía está mucho más enfocada en esto de lo que solían ser. Están escuchando y mirando, pero si eso puede evitar algo como Oklahoma City – quién sabe? ”

You must be logged in to post a comment Login