El Azúcar es Igual de Tóxica que el Tabaco y el Alcohol

A estas alturas, el 17% de los niños y adolescentes estadounidenses son obesos, y en todo el mundo el consumo de azúcar se ha triplicado en los últimos 50 años. El aumento ha ayudado a crear una pandemia mundial de obesidad que conlleva unas 35 millones de muertes anuales en todo el mundo a causa de enfermedades no infecciosas, incluyendo diabetes, enfermedades cardiacas y cáncer.

Esta noticia es un tanto amarga: el azúcar conlleva riesgos para la salud que deben ser considerado una sustancia controlada al igual que el alcohol y el tabaco. Asi lo afirma un equipo de investigadores de la Universidad de California en San Francisco (UCSF).

Pero eso no es todo: el 75% de los productos que se venden en los supermercado contienen azucar con disitintos nombres.

En un artículo de opinión titulado “La tóxica verdad sobre el azúcar”, publicado en la revista Nature, Robert Lustig, Schmidt Laura y Claire Brindis argumentan que es poco apropiado referirse al azúcar como contenedor de “calorías vacías”: “No hay nada vacío en esas calorías. Cada vez mayor evidencia científica demuestras que la fructuosa puede desencadenar procesos que conducen a la toxicidad del hígado y una serie de otras enfermedades crónicas. Un poco no sería un problema, pero una gran cantidad, mata… poco a poco”.

Casi todo el mundo ha oído hablar de -o experimentado personalmente- la sensación de exceso de azúcar, por lo que la comparación del azúcar con el alcohol o el tabaco no deberían caer como una sorpresa. Aún así es poco probable que los estadounidenses (y por analogía, el resto de la población mundial) reciban con buenos ojos la regulación de su vicio favorito. USA es una nación que se endulza con su consumo de azúcar: el estadounidense promedio consume unas 22 cucharaditas de azúcar al día, según la American Heart Association (la Asociación Americana del Corazón), mientras que otras encuestas han concluido que los adolescentes rondarían las 34 cucharaditas.

Para contrarrestar el consumo, los autores abogan por gravar los alimentos azucarados y controlar su venta a menores de 17 años. A estas alturas, el 17% de los niños y adolescentes estadounidenses son obesos, y en todo el mundo el consumo de azúcar se ha triplicado en los últimos 50 años. El aumento ha ayudado a crear una pandemia mundial de obesidad que conlleva unas 35 millones de muertes anuales en todo el mundo a causa de enfermedades no infecciosas, incluyendo diabetes, enfermedades cardiacas y cáncer.

Las buenas noticias: ¿ Qué Sustituye al Azucar?

You must be logged in to post a comment Login