Los Diagnósticos Erroneos del Déficit de Atención

Según la National Alliance against Mandated Mental Health Screening & Psychiatric Drugging of Children, muchos psiquiatras están diagnosticando erróneamente a niños con TDAH al no tener en cuenta síntomas que a menudo pueden ser identificados. Estas son algunas de las patologías que pueden presentar síntomas similares:

-Hipoglucemia (nivel bajo de azúcar en sangre). Puede provenir de desórdenes tiroideos, hepáticos, pancreáticos, anormalidades de las glándulas suprarrenales e, incluso, de una dieta insuficiente.

– Entre el 15 y el 20% de las personas tienen algún tipo de alergia.

-Problemas de aprendizaje. Si el lugar primario de problemas de conducta está en la escuela, distintos problemas en el aprendizaje pueden ser la causa de la conducta aparentemente patológica.

-Hiper o hipotiroidismo. Este desequilibrio puede afectar a todas las funciones del cuerpo.

– Si un niño no puede ver u oír adecuadamente, la escuela y vida cotidiana son casi imposibles pudiendo provocarle síntomas similares a los del TDAH.

– Los niños con excesivo nivel de plomo padecen coeficientes intelectuales reducidos, déficit de atención y una actuación escolar pobre. El plomo es el principal culpable de la hiperactividad causada por toxinas.

– Algunos problemas espinales pueden causar síntomas similares a los del TDAH porque si la médula no se conecta correctamente al cerebro los nervios pueden enviar señales erróneas.

– Pesticidas, herbicidas, desinfectantes, aditivos, etc., pueden afectar las conductas de los niños y ocasionarles hiperactividad, déficit de atención, irritabilidad y problemas de aprendizaje.

-Envenenamiento por monóxido de carbono. Miles de niños se contaminan cada año por este gas usado en calentadores, chimeneas y secadores.

-Desórdenes metabólicos. Reducen el suministro de glucosa al cerebro y pueden causar síntomas como los del TDAH.

– Algunas formas benignas de desórdenes genéticos pueden pasar inadvertidas en los niños y provocar algunos de los síntomas del TDAH. Muchas enfermedades genéticas afectan el funcionamiento del cerebro a través de una variedad de caminos.

-Los desórdenes de sueño.  U otros problemas que causan fatiga e irritabilidad durante el día.

– Los niños que tienen amalgamas de mercurio en la boca corren un alto riesgo de tener niveles altos de mercurio.

-Déficit de hierro porque este es un componente esencial de la hemoglobina, el pigmento de transporte del oxígeno en la sangre.

– La falta de vitaminas del grupo B -especialmente la B6- puede estar en el origen del problema.

– El exceso de algunas vitaminas puede causar los mismos síntomas del TDAH.

-El síndrome de Tourette. Se trata de una condición rara pero disociadora. Involucra tics múltiples, tics normalmente faciales que consisten en hacer muecas y pestañear repetidamente.

-El Trastorno de la Integración Sensorial. Impide el procesamiento normal de la información recibida a través de los sentidos causando problemas de aprendizaje, desarrollo y conducta.

-La diabetes temprana. Los síntomas incluyen agresión, depresión y ansiedad. Si se tiene una historia familiar de diabetes verificar esto es imperativo.

– Los trastornos cardíacos pueden reducir el suministro de sangre, oxígeno y nutrientes al cerebro.

-Desorden Bipolar. Los expertos declaran que un 85% de los niños con Desorden Bipolar manifiestan síntomas muy parecidos. Algunos de los síntomas son distracción, hiperactividad, impulsividad, inquietud, humor deprimido, baja autoestima y muchos más. El Desorden Bipolar debe descartarse antes de que el TDAH sea considerado porque se tratan con medicaciones diferentes.

-Infecciones virales o bacterianas. Determinados tipos de infecciones provocan algunos síntomas parecidos a los del TDAH.

-Desnutrición o una dieta inadecuada. Una dieta apropiada es necesaria para el crecimiento de los niños.

-Algunos desórdenes como las anemias reducen oxígeno al cerebro lo que causa perturbaciones que pueden provocar síntomas similares a los del TDAH.

-Olfatear materiales -intencionada o involuntariamente- como cola u otros productos de limpieza del hogar.

-Drogas. De prescripción e ilegales pueden causar atrofia del cerebro llevando a una perturbación del conocimiento y la conducta. Si su niño toma rutinariamente medicaciones de prescripción para el asma, fiebre del heno, alergias, dolores de cabeza o cualquier otra condición considere la posibilidad de que las drogas estén contribuyendo a los problemas de conducta.

– Algunos niños hiperactivos no realizan suficiente ejercicio activo para mantenerse saludables mental y físicamente. El ejercicio puede hacer a las personas más felices, menos ansiosas, menos hiperactivas y menos deprimidas.

-Niños superdotados. Los niños superdotados despliegan a menudo síntomas de TDAH porque la mayoría del tiempo se aburren con lo que otros niños de su edad está haciendo.

– Niños que están experimentando muy a menudo problemas emocionales despliegan síntomas de TDAH. Por ejemplo, niños que constantemente son sujetos de burlas en la escuela pueden mostrar síntomas similares.

-Niños rebeldes. Algunos niños etiquetados como hiperactivos son simplemente niños indisciplinados. Los niños necesitan disciplina y reglas pero no abusos y que existan consecuencias cuando se rompen.

-Falta de capacidad para la comunicación. Un niño puede tener ataques de rabia cuando no entiende un problema y es incapaz de expresar cómo se siente.

-Infestación de Cándidas. Causa hiperactividad en los niños.

-Mala metabolización de los hidratos de carbono y los lácteos. Pueden causar problemas que también tienen los mismos síntomas de TDAH.

Parte 7: ¿Qué Hacer?

You must be logged in to post a comment Login