FBI Allana Hogar de Periodista

periodista1Una peruana que trabaja desde hace 20 años como periodista del diario La Prensa, Vicky Peláez, figura entre los acusados de espionaje por el FBI, que según testigos allanó su domicilio.

“Eran como 30 personas rebuscando la casa. Hasta no me dejaron sacar mi libro de escuela”, cuenta Juan, hijo menor de Peláez, citado este martes por el diario donde trabajaba su madre de 55 años.

Peláez fue detenida el domingo en el marco de una redada de la policía federal en Massachusetts, Virginia, Nueva Jersey y Nueva York, tras la cual 11 personas fueron acusadas de pertenecer a una red de espionaje para Rusia.

EL FBI irrumpió la noche del domingo en el domicilio de Peláez en Yonkers, suburbio al norte de Nueva York, cuando regresaba de una fiesta junto a su marido Juan Lázaro y los detuvo a ambos.

“Los bajaron del carro y los subieron a otros dos vehículos”, dijo Waldo Mariscal, otro hijo de la periodista. Tras el arresto, los agentes del FBI se llevaron computadoras de la casa de la reportera e interrogaron al hijo, preguntándoles sobre las finanzas y la afiliación política de los padres.

Según el jefe de redacción diario La Prensa Manuel Avendaño, Vicky Peláez “es una columnista muy controversial, con muchos seguidores y muchos detractores”.

“Es lo que hace este caso notorio, se trata de la columnista del periódico en español más importante de los Estados Unidos”, comentó Avedaño a la radio peruana RPP.

La fiscalía acusa a las 11 personas, de las cuales 10 fueron detenidas, de ser agentes pagos por los servicios de inteligencia de Moscú en Estados Unidos, una actividad que si es encubierta constituye un delito.

Peláez dejó hace más de 20 años su país natal, donde comenzó a hacerse conocer hacia 1980 como reportera de la cadena televisiva Frecuencia Latina.

Trabajaba en policiales, y era conocida por su estilo agresivo para conseguir las noticias.

Se hizo célebre en 1985 cuando entrevistó en la clandestinidad a dirigentes del recién formado Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) para Frecuencia Latina, lo que constituyó una primicia en la época.

Pero los propietarios del canal la despidieron tras alegar que el secuestro del MRTA jamás existió y que toda era una cita concertada que Peláez maquilló con la gente del grupo armado, recordaron a la AFP en Lima periodistas que trabajaron con ella y pidieron reserva de su nombre. Posteriormente, Peláez se exilió en Estados Unidos como refugiada.

Según la fiscalía de Nueva York, la misión de los espías era infiltrar los círculos de influencia política de Estados Unidos. Peláez fue presentada ante un juez el lunes, volverá a comparecer el jueves y según las autoridades permanecerá detenida al menos hasta el 27 de julio, cuando un juez decida si la libera bajo fianza a la espera de su juicio.a

You must be logged in to post a comment Login