GM y Chrysler Podrian Quebrar

gm1En los próximos días Chrysler y GM deberán presentar sus planes de viabilidad al congreso de los EEUU para poder optar a más dinero público de las arcas del tesoro que garantice su supervivencia a corto plazo. Sin medios propios con los que salir de sus respectivas graves crisis, cada hora que pasa la opción de la bancarrota toma más y más fuerza.

Según varios rumores aparecidos en el Wall Street Journal, la General podría estar planteándose la declaración en bancarrota, con el objetivo de crear una nueva compañía conformada por varias de sus marcas estadounidenses y algunas internacionales, pero liquidando el resto de sus activos. De esta manera, y por medio de esta operación, GM podría conseguir capital a partir de sus ramas más maltrechas, y poder comenzar a mirar hacia el futuro.

Con este plan bajo el brazo, parece que el futuro de Saturn o Saab, entre otros activos de la compañía, podrían estar en grave peligro, porque no es lo mismo que GM las venda a un comprador de una manera convencional a que se liquiden a causa de la declaración en bancarrota al mejor postor. En todo caso, es una maniobra que sería bien vista por el departamento del tesoro, y garantizaría nuevas ayudas gubernamentales, que es lo que la General quiere a toda costa.

Según el diario norteamericano, GM podría necesitar una inyección de al menos 5.000 millones de dólares (3.850 millones de euros) para poder seguir en el negocio más allá del primer trimestre de 2009. Y estas ayudas se sumarían a los 13.400 millones de dólares (unos 10.300 millones de euros al cambio de hoy) que ya recibieron a finales del pasado mes de diciembre.

Siguiendo con los rumores, desde Alemania se habla ya de que el gobierno del país estaría planteándose tomar parte del control de Opel. De acuerdo con Sueddeutsche, GM acudió a las autoridades federales para solicitar ayudas para que la casa del rayo pudiera mantenerse en forma, ya que parece más que evidente que el dinero que el tesoro disponga para la General no podrá dirigirse a negocios más allá de las fronteras de EEUU. Pero los mandatarios alemanes han expuesto que no pueden apoyar a Opel, dado que su integración en GM es tan elevada que carece de una estructura propia independiente, y que no pueden dar dinero público a una compañía extranjera.

La solución pasaría por nacionalizar parte de Opel, tomando para ello la colaboración de varias provincias interesadas en el bienestar de la firma, es decir, todo lo que rodea a Rüsselsheim, de modo similar a la estructura de VW. GM se quedaría una participación minoritaria, de cerca del 20%. La onda expansiva de una maniobra de este tipo podría tener magnitudes incalculables, aunque está por ver si al final acaba teniendo lugar.

El sindicato (UAW), por su parte y según ha publicado Automotive News, ha abandonado las negociaciones con GM, ya que la grande de Detroit tiene pendiente de pago 20.000 millones de dólares (15.384 millones de euros) al fondo de pensiones de empleados retirados y seguros de salud, y pretende que la mitad de la suma se cobre en forma de acciones. Con las acciones en desplome, y la jugada de la bancarrota en mente, es lógico que el sindicato no quiera negociar una salida de este tipo.

Con toda la semana por delante, seguro que noticias sobre este tema no van a faltar, y aquí te las contaremos todas.

You must be logged in to post a comment Login