Inmigración es Crucial en las Elecciones de Virginia Hoy

Ambos candidatos acordaron que los niños migrantes deberían ser enviados de regreso a Centroamérica

Demócrata Ralph Northam y Republicano Ed Gillespie, enfrentados sobre el tema de inmigración

La elección del gobernador de Virginia hoy martes es una prueba para de fuego ambas partes. Ed Gillespie, el candidato republicano, ha asume la agenda de Trump en muchos de sus temas candentes, pero no ha hecho campaña con Trump en persona. Si Gillespie gana, otros republicanos podrían adoptar su modelo en las elecciones del 2018. El republicano no apoya las políticas de Trump.

Por el lado demócrata, Ralph Northam, el vicegobernador del estado, ha intentado apelar a demócratas moderados y progresistas por igual, una estrategia que ha resaltado las profundas divisiones que aún persisten entre los demócratas un año después de las elecciones de 2016.

En su website de Northam dice: “Uno de cada 9 virginianos nació fuera de los Estados Unidos. Somos una comunidad de inmigrantes, y Ralph cree que nuestra fortaleza radica en su diversidad. Como tal, se opone a la legislación que prohibiría a las personas ingresar al estado por motivos de raza, religión o país de origen, legislación como la prohibición musulmana del presidente Trump. Ralph apoya el trabajo de la Oficina de Servicios para Recién Llegados de Virginia, que ayuda a las comunidades de inmigrantes y refugiados a lograr la autosuficiencia económica y la integración social.

Ambos candidatos acordaron que los niños migrantes deberían ser enviados de regreso a Centroamérica: Gillespie se negó a tomar una posición sobre el proyecto de ley presentado por el senador Ted Cruz (R-TX), que prohibiría cualquier expansión de la Acción Diferida (DACA) de Obama para los niños, un programa que protege a algunos jóvenes inmigrantes indocumentados de la deportación. “No he visto el proyecto de ley del senador Cruz, pero creo que el presidente Obama se extralimitó, y estamos viendo las consecuencias hoy. La respuesta compasiva es dejar en claro. No sigas haciendo esto, no sigas enviando a estos niños aquí, porque no se les otorgará la ciudadanía estadounidense. Lo más compasivo que podemos hacer es que vuelvan con sus padres”,dijo Gillespie.

En 2013, Gillespie apoyo el proyecto de ley de la llamada “Pandilla de los Ocho”, que proponia seguridad fronteriza más estricta pero también un camino hacia la ciudadanía para 12 millones de inmigrantes indocumentados que ya se encuentran en el país. Gillespie dice que nunca apoyó otorgar la ciudadanía a los inmigrantes, solo un camino hacia el estatus legal. En la televisión en ese momento, Gillespie dijo que la medida aún tenía que ser “perfeccionada”, pero la presentó como un buen idea.Ahora en el clima político del gobierno de Trump, Gillespie ha cambiado algunas de estas propuestas, ahora niega la ciudadania para indocumentados y ataca a los pandilleros de las maras en comerciales de TV y las ciudades “santuario” en un confuso comercial que ataca a los padilleros de las maras con indocumentados en general. El Latino Victory Fund respondio con otro comercial que se basa en el clima político del gobierno de Trump.

You must be logged in to post a comment Login