Latinos Recuperan Trabajos

Los trabajadores inmigrantes, tanto blancos como hispanos, negros y asiáticos, han ganado más empleos que los nativos en Estados Unidos desde que terminó la “Gran Recesión” a mediados de 2009, según un informe que publica hoy el Centro Pew Hispánico.

El estudio de 39 páginas, dirigido por el ex presidente de la Sociedad de Economistas Gubernamentales Rakesh Kochhar se basa en datos de la Oficina del Censo, del Departamento de Comercio, y de la Oficina de Estadísticas Laborales, del Departamento de Trabajo.

La recesión comenzó en EE.UU en diciembre de 2007 y concluyó en junio de 2009.

Para su estudio los investigadores identificaron como “Gran Recesión” el período desde el segundo trimestre de 2008 al segundo de 2009, y la “recuperación” como los doce meses siguientes.

Desde que comenzó la recuperación, según el estudio, el índice de desempleo entre los trabajadores inmigrantes bajó del 9,3% al 8,7%, en tanto que para los trabajadores oriundos de Estados Unidos subió del 9,2% al 9,7%.

Mientras que las condiciones del mercado laboral siguieron deteriorándose para los nativos, con una pérdida neta de 1.198.000 puestos de trabajo, para los trabajadores inmigrantes hubo una ganancia neta de 656.000 empleos.

Los inmigrantes componen el 15,7% de la fuerza laboral de Estados Unidos.

También es más alentador el panorama si se observa la participación de los trabajadores inmigrantes en la fuerza laboral, que subió del 68% durante la Gran Recesión al 68,2% en la recuperación.

Pero los investigadores apuntaron que la recuperación, y su ganancia neta de 656.000 puestos de trabajo para los inmigrantes, está lejos de compensar los más de 1,1 millones de empleos perdidos por ese contingente durante la Gran Recesión.

Entre los hispanos en general (nacidos en EE.UU o inmigrantes) la ganancia neta fue de 392.000 puestos de trabajo durante la recuperación, mientras que para los hispanos inmigrantes el incremento fue de 435.000.

El informe señala que el índice de desempleo para los inmigrantes hispanos disminuyó del 11% en el segundo trimestre de 2009 al 10,1% en el segundo trimestre de 2010. Al mismo tiempo el índice de desempleo de los hispanos nacidos en EE.UU subió del 12,9% al 14%.

La pauta se repite, según los investigadores, también para los blancos, los negros y los asiáticos. En todos los grupos, los trabajadores nacidos en otros países vieron una mejora en sus posibilidades de conseguir empleo, y los nativos encontraron más dificultades.

Y si bien los inmigrantes, según el estudio, han ganado más oportunidades de empleo en la reactivación, también son los más afectados por una caída sustancial de sus remuneraciones.

Mientras que, desde la Gran Recesión a la recuperación, los trabajadores nativos de EE.UU han perdido menos del 1% en sus remuneraciones promedio semanales, la caída ha sido del 4,5% para los inmigrantes.

Los inmigrantes hispanos han experimentado la mayor pérdida en las remuneraciones: su salario semanal promedio cayó un 1,3% durante la Gran Recesión, y han caído un 5,8% durante la recuperación.

“Las pérdidas de empleo durante la contracción económica se concentraron en los últimos doce meses de la Gran Recesión”, señaló el estudio que añade que las pérdidas fueron graves para todos los grupos, pero la recuperación ha sido diferente según los grupo de trabajadores.

“Lo más destacado es que los inmigrantes han tenido ganancias de empleo en tanto que los trabajadores nativos siguen experimentando pérdidas de empleos”, concluyó.

You must be logged in to post a comment Login