John Kennedy Cincuenta Años Después de Dallas

Previous Image
Next Image

info heading

info content

 

Por: Eduardo Carrasco. Cincuenta años después, el asesinato del Presidente Kennedy, contínua siendo motivo de polémica entre quienes aseguran que fue una conspiración al interior del gobierno y los que apoyan los resultados de la comisión Warren la cual determinó que fue un acto aislado de Lee Harvy Oswald.

El Congreso de EE.UU. realizó la segunda investigación más importante del asesinato  y encontró que “Kennedy fue probablemente asesinado como resultado de una conspiración“. De acuerdo, principalmente, a las pruebas acústicas de los disparos que provenían de diferente lugares en la Plaza Dealey de Dallas.

Kennedy alcanzó a gobernar solo 1,000 días. Su gobierno se caracterizó por los problemas con Cuba y la difícil relación con la URSS. La lucha por los derechos civiles de los negros. Su visita a América Latina le granjeo la simpatías del continente en medio de la guerra fria. Su oposición a la guerra de Vietnam le creo muchos enemigos en las filas castrenses del gobierno americano. Para muchos la enérgica respuesta de Kennedy y el manejo que hizo de la crisis de los misiles en Cuba, fue lo que evitó una conflagración nuclear en 1962.

“Jack” Kennedy nació en Brooklyn, Massachusetts, el 29 de mayo de 1917, en el seno de una familia católica de raíz irlandesa.

En 1943, durante la II Guerra Mundial, la nave que comandaba, PT-109, fue hundida por un destructor japonés, y Kennedy se distinguió, al rescatar personalmente a varios miembros de su tripulación.

Desde muy joven mostró su inclinación por la política y en 1946 consiguió un asiento en la Cámara de Representantes.

En 1952 sería electo senador por su estado natal, Massachusetts, y ocho años más tarde lograría la postulación a la presidencia por el Partido Demócrata.

El presidente más joven

Ese año, en una campaña que incluyó por primera vez los debates televisivos, Kennedy se impuso por un escaso margen al republicano Richard Nixon y se convirtió en el presidente más joven de la historia de Estados Unidos.

Desde el inicio de su presidencia intentó marcar un nuevo estilo, incluyendo en su gabinete a importantes hombres de negocios como Dean Rusk y Robert S. McNamara, que estaban fuera de la política, así como a jóvenes académicos como McGeorge Bundy y Arthur M. Schlesinger Jr.

Su gobierno también se caracterizó por los problemas con Cuba y la difícil relación con la Unión Soviética.

En 1961 autorizó la invasión de Bahía de Cochinos en Cuba, un intento de desembarco hecho por exilados cubanos apoyados por la CIA. La operación terminó en un desastre y el prestigio de Kennedy se vio lastimado.

La Revolución Cubana y la situación en los países latinoamericanos hizo que Kennedy promulgara su Alianza para el Progreso, un programa económico que tenía el objetivo de promover el desarrollo en América Latina y combatir así la influencia que tenía el comunismo encarnado en los ideales revolucionarios cubanos.

El fracaso en Bahía de Cochinos llevó al líder soviético Nikita Khrushchev a interpretar que Kennedy tenía una postura débil y en la cumbre de Viena de 1961, la U.R.S.S. adoptó una actitud dura.

La crisis de los misiles en Cuba

Sin embargo, el líder soviético tendría la oportunidad de conocer una imagen mucho más enérgica de Kennedy durante la crisis de los misiles en Cuba, en 1962.

La presencia de misiles de mediano alcance con capacidad nuclear en Cuba fue considerada una amenaza directa a la seguridad de Estados Unidos y Kennedy no dudó en declarar una “cuarentena” o bloqueo a la isla, además de exigir el inmediato retiro de los misiles.

Durante dos semanas, el mundo vivió muy de cerca la posibilidad de un conflicto nuclear, pero finalmente Khrushchev aceptó retirar los misiles a cambio del compromiso estadounidense de no invadir Cuba y de la retirada de unos misiles obsoletos que Washington poseía en Turquía.

Para muchos, éste fue el mejor momento de Kennedy, ya que se considera que fue su enérgica respuesta la que finalmente alejó el peligro de una guerra nuclear.

Su prestigio fue creciendo dentro y fuera del país hasta que un año más tarde, en 1963, fue asesinado en un plaza de Dallas durante una gira electoral en Texas.

You must be logged in to post a comment Login