La Nueva Cirugía para el Cáncer de Mama

El tratamiento del cáncer de mama casi siempre consiste en una cirugía, y durante años la única opción fue extirpar el tumor o retirar todo el seno. Ahora, los nuevos enfoques están cambiando drásticamente la forma en la que se llevan a cabo estas operaciones, y dan a las mujeres más opciones, tratamientos más rápidos, cicatrices más pequeñas, menos efectos secundarios a largo plazo y mejores resultados estéticos.

Este tratamiento ha dado lugar a una nueva especialidad: la cirugía oncoplástica, que combina la oncología, centrada en el tratamiento del cáncer, y la cirugía plástica para restaurar la apariencia.

“La estética es muy importante” y puede ayudar a la mujer a recuperarse tanto psicológica como físicamente, dijo la doctora Deanna Attai, cirujana de Burbank, California, que forma parte del consejo de administración de la American Society of Breast Surgeons. Su reunión anual en Chicago a principios de este mes presentó varias de estas nuevas opciones.

El tema está en las noticias de hoy, ya que la actriz Angelina Jolie reveló que le quitaron ambos senos de manera preventiva porque tiene un gen que la coloca en alto riesgo de desarrollar cáncer de mama. Pudo conservar sus pezones y se sometió a una serie de operaciones para reconstruir sus pechos con implantes. Ha habido muchos avances y “los resultados pueden ser hermosos”, escribió en un ensayo personal en el diario New York Times.

Algunos de esos avances:

Más mujeres están recibiendo quimioterapia o terapia hormonal antes de la cirugía para reducir el tamaño de los tumores lo suficiente como para someterse a una operación conservadora de la mama en lugar de una mastectomía. Asimismo, se están eliminando menos ganglios linfáticos para verificar la propagación del cáncer, lo cual evita que las mujeres padezcan hinchazones dolorosas de los brazos años después.

Nuevas maneras de reconstruir los senos han hecho que la mastectomía sea una opción más atractiva para algunas mujeres. Más mujeres están sometiéndose a una reconstrucción inmediata con un implante al mismo tiempo que el cáncer es eliminado en lugar de las diversas operaciones que han sido el estándar durante muchos años. La piel y los pezones se preservan cada vez más para obtener resultados más naturales.

Algunos médicos están experimentando con operar los tumores de mama a través de incisiones en la axila para evitar cicatrices en los pechos.

Por último, los médicos están probando una manera de evitar la cirugía por completo, destruyendo los pequeños tumores mediante la congelación con una sonda a través de la piel.

“La cirugía de mama se ha vuelto más minimalista”, dijo la doctora Shawna Willey, del Lombardi Comprehensive Cancer Center de Georgetown.

“Las mujeres tienen más opciones. Ahora la toma de decisiones es mucho más compleja”.

El cáncer de mama es el tipo de cáncer más común entre las mujeres de todo el mundo. Tan solo en Estados Unidos se diagnostican alrededor de 230.000 casos nuevos al año.

La mayoría de los cánceres se pueden tratar extirpando el tumor, pero para ello es necesario someterse a rondas de radiación durante semanas después de la cirugía para matar cualquier célula cancerosa restante en el pecho, además de mamografías frecuentes para vigilar que no haya recidivas.

No obstante, muchas mujeres no quieren ni la preocupación ni la radiación, por lo que optan por la mastectomía a pesar de que podrían someterse a una cirugía menos radical. Las tasas de mastectomía han ido en aumento. La ley federal de Estados Unidos requiere que las aseguradoras cubran la reconstrucción de los senos de pacientes de mastectomía, y muchas de las mejoras en la cirugía tienen el propósito de ser menos desfigurantes.

You must be logged in to post a comment Login

Free Shipping on All Orders Over $75!