La Violencia Domestica se Oculta en la Comunidad Latina

El fantasma de la deportación impide denunciar muchos episodios de violencia doméstica

violencia-domestica-26_0

El miedo a la deportación. El miedo a perder los hijos. El miedo a más violencia. Y detrás de todo ese miedo, el miedo a seguir soportando una existencia intolerable. Muchas familias latinas en Estados Unidos sobreviven en esta odisea, que las comunidades conocen, pero las autoridades ignoran. La suma de temores erige un muro entre las víctimas y la policía, o cualquier otra institución de ayuda.

Y sin embargo, quienes trabajan por erradicar la violencia doméstica de los hogares hispanos se muestran optimistas. El tema ha salido de la intimidad, se discute entre amigos, en las familias que comentan historias de mujeres abusadas por sus esposos. Además, las leyes ofrecen algunas vías para obtener protección sin importar el estatus migratorio de las personas afectadas.

LA VIOLENCIA DOMESTICA (VD) EN CIFRAS

Cerca de una de cada cinco latinas experimentará VD durante su vida (Tjaden y Thoennes, 2000), y una de cada 20 en los últimos 12 meses (McFarlane, Groff, O’Brien y Watson,).

Esta tasa es aproximadamente la misma en mujeres de otros grupos raciales/étnicos. De hecho, un estudio reciente descubrió que no había diferencia significativa entre grupos raciales una vez que se tomaba en cuenta el estado socioeconómico (Cho, 2012).

Las tasas de reportes de VD es menor para inmigrantes mexicanos (13.4%) que para personas de ascendencia mexicana nacidas en Estados Unidos (16.7%) (Aldarondo, Kantor y Jasinski, 2002). Un estudio que incluyó a 2,000 latinas encontró que 63.1% de las mujeres que se identificaron como haber sido victimizadas en algún momento de su vida (por ej. victimización interpersonal tal como acecho, agresión física, agresión con armas, agresión física durante la niñez, amenazas, agresión sexual, intentos de agresión sexual, etc.) reportaron haber experimentado más de una victimización, con un promedio de 2.56 victimizaciones (Cuevas, Sabina y Picard, 2010).

Las mujeres inmigrantes (incluyendo las latinas) que están casadas tienen más posibilidades de experimentar VD que las mujeres solteras (Dutton, Orloff y Hass, 2000).

En una muestra de más de 300 mujeres latinas embarazadas, la VD se reportó como un 10% abuso físico y 19% abuso emocional (Martin y García, 2011).


RELACIONADO:
Visas para víctimas de la violencia doméstica

La investigación está comenzando a documentar VD de latinas relacionada con el trabajo. Un estudio reportó estrategias abusivas, tales como vigilancia en el trabajo o acoso, y tácticas de interrupción del trabajo. Sin embargo, este estudio también encontró estrategias únicas en una muestra de latinos, tal como negar el acceso a la licencia de manejo, mentir sobre acuerdos del cuidado de niños y mandar a la compañera temporalmente al país de origen (Mankowski, Galvez y Glass, 2011).

DIEZ COSAS QUE DEBERIA SABER SOBRE EL ACOSO

1 . El acoso (o el acecho) es un delito.
El acoso es una serie de comportamientos dirigidos contra una persona específica que le causaría miedo a cualquier persona razonable. Es ilegal en todos los estados del país. El acoso interestatal, y en los territorios federales, es ilegal bajo la ley federal.

2 . Muchas personas son acosadas.
1 de cada 12 mujeres y 1 de cada 45 hombres serán acosados durante sus vidas. 1,4 millones de personas son acosadas cada año en los Estados Unidos.

3 . El acoso puede ser muy peligroso.
76% de mujeres asesinadas por su pareja íntima fueron acosadas previamente por esa misma persona. Toda
persona que acosa debe ser considerada impredecible y muy peligrosa.

4 . El acoso es dañino y perturbador.
Las víctimas del acoso usualmente pierden horas de trabajo o nunca regresan a trabajar. Algunas hasta se mudan a otro lugar para recuperar la sensación de seguridad. Muchas sufren de ansiedad, insomnio y de depresión severa como resultado del acoso.

5 . Cualquier persona puede ser acosada—no solamente la gente famosa.
La gran mayoría de las víctimas de acoso son personas comunes y corrientes. La mayor parte de los acosadores no son extraños, más bien, son conocidos por sus víctimas.

6 . El acoso puede suceder durante o después de una relación, o en
ausencia de relación alguna. El acoso generalmente empieza durante una relación. Los acosadores pueden estar vigilando a la víctima o tenerla amenazada. Otros empiezan a acosar después que la víctima termina la relación y el acosador está desesperado por mantener o recuperar el control. Otros más se obsesionan con la víctima aún sin haber nunca tenido una relación con esa persona. Todo tipo de acoso es impredecible y debe ser considerado peligroso.

7 . La tecnología puede ser utilizada para acosar. Aunque la nueva tecnología sirve para mejorar nuestras vidas, puede también servir para dar mayor poder a los criminales. Los teléfonos celulares, las computadoras, y los equipos de vigilancia son algunas de las tecnologías actualmente utilizadas por los acosadores.

8 . Una respuesta eficaz contra el acoso incluye a toda la comunidad.
La policía, los fiscales, portavoces, educadores, periodistas y vecinos, todos ellos pueden y deben jugar un papel para acabar con el acoso.

9. Tú puedes hacer la diferencia.Visita www.ncvc.org/src para mayor información sobre el acoso y cómo combatirlo.

10. Existe ayuda. Si tú o alguien que conoces está siendo acosado llama gratis al 1-800-394-2255 para recibir asistencia.

You must be logged in to post a comment Login