Latinos Apoyan a los Democratas pero…

Casi dos de cada tres votantes latinos en Estados Unidos simpatizan con los candidatos demócratas para las elecciones legislativas de noviembre, pero apenas uno de cada tres muestra mucho interés por estos comicios, según un estudio que publicó hoy el Centro Hispánico Pew.

La solidez del respaldo de los latinos es una buena noticia para el Partido Demócrata de cara a las elecciones del 2 de noviembre en las que están en juego todos los escaños de la Cámara de Representantes, un tercio del Senado y los gobiernos de algunos Estados.

Pero la encuesta realizada a 1.375 latinos adultos entre los que había 618 votantes registrados, realizada del 17 de agosto al 19 de septiembre y con un margen de error de más o menos 3,3 puntos, indica que la falta de motivación de los hispanos podría ir en detrimento de los demócratas.

El 65 por ciento de los votantes registrados indicó que prefería a los candidatos demócratas al Congreso frente al 22 por ciento que favorece a los republicanos.

Entre los votantes de la población en general el 47 por ciento muestra preferencia por los demócratas y el 44 por los republicanos, según otra encuesta del Centro de Investigación Pew.

La preferencia de los latinos por el Partido Demócrata al aproximarse las elecciones legislativas de 2010 es casi igual a la que disfrutó en 2008 el entonces candidato presidencial demócrata Barack Obama, quien obtuvo el 67 por ciento del voto de esa minoría frente al 31 por ciento para el republicano John McCain.

La encuesta muestra que sólo el 32 por ciento de los votantes latinos registrados señala que “ha prestado mucha atención” a estas elecciones, comparado con el 50 por ciento de los votantes en la población general.

Mientras que el 70 por ciento de todos los votantes registrados indica que con certeza votarán en noviembre, sólo el 51 por ciento de los votantes latinos registrados manifestó la misma determinación, según la encuesta.

No es sólo esto: mientras que sólo el 28 por ciento de los latinos demócratas indicó su determinación de acudir a votar, el 44 por ciento de los latinos republicanos señaló que el 2 de noviembre irán a votar sin falta.

De acuerdo con la encuesta, el presidente Barack Obama sigue siendo más popular entre los latinos (63 por ciento de apoyo) que entre la ciudadanía en general (47 por ciento).

A pesar de esto, el 51 por ciento opina que las políticas aplicadas por Obama desde que llegó a la Casa Blanca en enero de 2009 han tenido poco efecto sobre los latinos. Apenas el 26 por ciento cree que Obama ha ayudado a los hispanos y el 13 por ciento cree que los ha perjudicado.

La encuesta bosqueja un desencanto de los latinos hacia los demócratas: en 2008 el 55 por ciento de los votantes hispanos creía que el Partido Demócrata se preocupaba más por los problemas de los latinos, comparado con apenas el 6 por ciento que veía esa sensibilidad en el Partido Republicano.

En la última encuesta, la percepción de los demócratas como un partido más atento a los latinos ha bajado al 47 por ciento, mientras que la de los republicanos se mantiene en el mismo nivel.

A mediados de año la promulgación de una ley en el estado de Arizona que criminalizó la presencia de inmigrantes indocumentados espoleó el debate sobre la inmigración. Pero la encuesta entre votantes hispanos mostró que la inmigración no es la mayor prioridad para ellos.

Los hispanos registrados para votar -que son los nacidos en Estados Unidos o los que han pasado por el largo proceso de residencia legal y obtención de la ciudadanía- indicaron que sus preocupaciones principales son la educación, los empleos y el cuidado de la salud.

Para los votantes latinos registrados, según Pew, la inmigración es el quinto problema más importante, después del déficit, enorme y creciente, en el presupuesto federal.

You must be logged in to post a comment Login