¿Los Móviles Producen Cáncer?

Un número limitado de estudios ha mostrado que en el uso de teléfonos celulares existen riesgos de tumores de cerebro, pero la mayoría de los estudios no han encontrado una asociación

Las radiaciones que producen los teléfonos móviles, los cables de alta tensión o el Wi-Fi no son ionizantes, es decir, no provocan alteraciones en el material genético de las células. En el caso de que una radiación sea ionizante, puede provocar mutaciones en el ADN que promuevan la aparición de células tumorales, como sucede, por otra parte, con la exposición a la radiación ultravioleta del Sol o de las cabinas de bronceado. Aqui les presentamos las conclusiones de las principales agencias e instituciones que esta investigando la probabilidad de que el celular le produzca cancer a sus usuarios y que se deb hacer para prevenir una enfermedad.

¿Cuál es la conclusión de las organizaciones de expertos acerca del riesgo de cáncer por el uso de teléfonos celulares?

En 2011, la International Agency for Research on CancerNotificación de salida (IARC), un componente de la Organización Mundial de la Salud, designó a una brigada de trabajo de expertos para revisar toda la evidencia disponible sobre el uso de teléfonos celulares. La brigada clasificó el uso de teléfonos celulares como un “posible carcinógeno para humanos”, basándose en limitada evidencia de estudios en humanos, limitada evidencia de estudios de energía de radiofrecuencia y cáncer en roedores e inconsistente evidencia de estudios mecanísticos (5).

La brigada indicó que, aunque los estudios humanos eran susceptibles a sesgos, los resultados no podían desecharse basándose solamente en que reflejaban sesgos, y que no podía excluirse una interpretación de causalidad. La brigada de trabajo hizo notar que cualquier interpretación de la evidencia deberá considerar también que las asociaciones observadas podrían reflejar suerte, sesgo o un efecto de confusión más que un efecto causal fundamental. Además, la brigada declaró que la investigación del riesgo de cáncer de cerebro asociado con el uso de teléfonos celulares pone retos metodológicos complejos para llevar a cabo la investigación y en el análisis e interpretación de los resultados.

La American Cancer SocietyNotificación de salida (ACS) declara que la clasificación de la IARC significa que podría haber algún riesgo de cáncer asociado con la energía de radiofrecuencia, pero la evidencia no es suficientemente sólida para considerarse causal y necesita que se investigue todavía más. Las personas que estén preocupadas por la exposición a la energía de radiofrecuencia pueden limitar su exposición, incluso pueden usar auriculares y limitar el uso de teléfonos celulares, especialmente en los niños.

El Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental, (National Institute of Environmental Health Sciences, NIEHS) afirma que el peso de la evidencia científica actual no ha encontrado una relación concluyente entre el uso de teléfonos celulares y algún problema de salud adverso, no obstante es necesario investigar más.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) indica que se ha fallado en replicar estudios que reportan cambios biológicos asociados con la energía de radiofrecuencia y que la mayoría de los estudios epidemiológicos humanos han fallado en mostrar una relación entre la exposición a la energía de radiofrecuencia de los teléfonos celulares y problemas de salud.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos declaran que no hay evidencia científica que responde definitivamente si el uso de teléfonos celulares causa cáncer.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) concluye que no hay evidencia científica que establezca una conexión causal entre el uso de aparatos inalámbricos y el cáncer u otras enfermedades.

En 2015, el European Commission Scientific Committee on Emerging and Newly Identified Health Risks concluyó que, en general, los estudios epidemiológicos sobre la exposición a radiación electromagnética de radiofrecuencia no muestran un riesgo mayor de tumores de cerebro o de otros cánceres de la región de la cabeza y cuello (1). El comité declaró también que los estudios epidemiológicos no indican un riesgo mayor de otras enfermedades malignas, incluso de cáncer infantil
¿Corren los niños un mayor riesgo de cáncer que los adultos por el uso de los teléfonos celulares?

Hay consideraciones teóricas en cuanto a que el riesgo posible deberá investigarse por separado en los niños. Sus sistemas nerviosos están aún en formación y, por consiguiente, son más vulnerables a factores que pueden causar cáncer. Sus cabezas son más pequeñas que las de los adultos y, por consiguiente, tienen una exposición proporcionalmente mayor al campo de radiación de radiofrecuencia emitida por los teléfonos celulares. Y los niños tienen la posibilidad de acumular más años de exposición a los celulares que los adultos.

¿Qué pueden hacer los usuarios de teléfonos celulares para reducir su exposición a la energía de radiofrecuencia?

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. ha sugerido algunas medidas que los usuarios preocupados por los teléfonos celulares pueden tomar para reducir su exposición a la energía de radiofrecuencia (28):

Reservar el uso de los teléfonos celulares para conversaciones más cortas o para momentos en que un teléfono fijo no está disponible.
Usar un aparato con tecnología que deja las manos libres, como los audífonos alámbricos, los cuales ponen más distancia entre el teléfono y la cabeza del usuario.

Los dispositivos que dejan libres las manos reducen el grado de exposición de energía de radiofrecuencia a la cabeza porque la antena, la cual es la fuente de energía, no se pone cerca de la cabeza. La exposición disminuye dramáticamente cuando los teléfonos celulares se usan sin necesidad de las manos.

You must be logged in to post a comment Login