Narcos Mexicanos se Globalizan

Una inusitada serie de detenciones en los últimos meses de mexicanos, asesinatos, suicidios e incautaciones en Argentina de pseudoefedrina -materia prima para producir metanfetaminas- puso en alerta a autoridades sobre la presencia de cárteles.

Sandra Ávila Beltrán, conocida como “La Reina del Pacífico” y presunta operadora financiera del cártel de Sinaloa de Joaquín “El Chapo” Guzmán, fue enviada a Estados Unidos para ser procesada ante la Corte Federal en el Distrito Sur de Florida

A pesar de los operativos con militares y policías en casa, los narcotraficantes mexicanos comenzaron a extender violentas redes en Argentina y en tierras peruanas, y hasta han hecho alianzas con mafias italianas para introducir drogas en Europa pasando por Africa.

Sin dejar el mercado estadounidense, donde crece el consumo de metanfetaminas, los cárteles mexicanos buscan el creciente consumo en Europa de cocaína, que hoy se traslada desde Colombia -productor de casi toda la cocaína que consume el mundo- por Venezuela, Brasil o Argentina con escala en naciones africanas como Guinea-Bissau, según expertos.

“Estamos siguiendo de cerca a los cárteles mexicanos porque es evidente que están diversificando sus actividades en el exterior”, dijo recientemente Carel Edwards, jefe de la Unidad Antidrogas de la Comisión Europea, a BBC Mundo.

Al menos en la provincia italiana de Reggio Calabria, el fiscal Nicola Gratteri asegura que el violento cártel mexicano del Golfo -dirigido por Heriberto “el Lazca” Lazcano- ya opera de la mano del grupo mafioso local Ndrangheta.

Unas 500 personas, supuestos miembros de esta organización mexicana, fueron detenidas en septiembre en Estados Unidos, México e Italia en operaciones conjuntas de la DEA, la agencia antidrogas estadounidense, el FBI y la policía italiana.

De 1,000 toneladas de cocaína que se producen anualmente, 450 terminan en Estados Unidos y otras 250 en Europa, según un informe de la Oficina de las Naciones Unidas sobre drogas y delito. España lidera el consumo en el viejo continente y es una puerta de entrada para los demás países.

¿PRESION DEL GOBIERNO?

Para algunos, los narcotraficantes pusieron el ojo en Europa ante la presión de los operativos del Gobierno del presidente mexicano Felipe Calderón, que desde hace dos años envía decenas de miles de policías y soldados a distintos estados para tratar de frenar la violencia de los cárteles.

Además, la detención de capos de la droga generó fracturas dentro de los mismos cárteles que luchan por el control de las rutas de tráfico, y aportan a los más de 5,300 muertos en lo que va del año por la creciente violencia del narcotráfico.

“Dada la presión del Gobierno de Calderón y de Estados Unidos estamos viendo algunos de los grupos mexicanos buscar alianzas con europeos”, dijo a Reuters Bruce Bagley, especialista de la Universidad de Miami.

Edgar Valdez Villarreal, alias “La Barbie“, brazo armado del cártel de los Beltrán Leyva, y Jorge Eduardo Costilla Sánchez, alias “El Coss”, ex máximo líder del Cártel del Golfo.

Pero otros creen que la expansión a Sudamérica, Europa o Africa es un reflejo del crecimiento de estas organizaciones tras el vacío dejado por grandes cárteles colombianos que se desintegraron, como el de Cali o de Medellín, además de su gran capacidad para traer armas desde Estados Unidos.

“Los principales cárteles colombianos se disolvieron (…) creando grandes vacíos. Los mexicanos están diciendo ‘tenemos un problema logístico de suministro, vamos a llenar ese hueco'”, dijo a Reuters un alto funcionario de la DEA estadounidense basado en Colombia.

Perú, el segundo productor mundial de cocaína detrás de Colombia, ya sufre de la violencia de los ajustes de cuentas, algo que llevó al Gobierno a pedir ayuda a México.

“El mercado peruano está siendo o intenta ser capturado por los cárteles mexicanos”, dijo el presidente Alan García el mes pasado, luego de que bandas de narcotraficantes en alianza con grupos guerrilleros mataron a una veintena de policías en dos meses.

Hace una década, los cárteles mexicanos recibían droga de Colombia y sólo la traficaban por la frontera hacia Estados Unidos, el mayor consumidor mundial de narcóticos.

Poco a poco ganaron poder de fuego suficiente en tierra natal como para enfrentar a un batallón y comenzaron a tener dinero de sobra para corromper funcionarios.

“Sin duda, en los últimos años estamos viendo representantes de los cárteles mexicanos en ciertas zonas de Sudamérica donde nunca los habíamos visto antes”, agregó el funcionario de la DEA.

Antes, el Gobierno de Colombia mantenía una guerra contra los cárteles colombianos de Medellín y Cali -entonces los reyes del negocio- apoyado por Washington, que redujo el poder de esas organizaciones y llevó a los mexicanos a crecer y controlar otras etapas del comercio de drogas.

Las rutas a Europa hoy dejaron de ser un monopolio de los colombianos. “Continúan teniendo el control del suministro al mercado europeo, pero los traficantes mexicanos también han aparecido allí”, según el informe de Naciones Unidas.

EL AUGE SINTETICO

Como si fuera poco, México es además el mayor productor mundial de metanfetaminas, que terminan en su mayoría en Estados Unidos, en donde el consumo crece día a día.

Por eso las autoridades mexicanas prohibieron en el 2007 la importación de químicos, que se fabrican principalmente en Asia, tras haber incautado más de 200 millones de dólares en la casa de un supuesto productor chino de la droga.

Una inusitada serie de detenciones en los últimos meses de mexicanos, asesinatos, suicidios e incautaciones en Argentina de pseudoefedrina -materia prima para producir metanfetaminas- puso en alerta a autoridades sobre la presencia de cárteles.

“El negocio de la pseudoefedrina aquí (en México) se colapsó (…) no me sorprende que hayan mexicanos detenidos en Argentina, en Australia o en Malasia”, dijo un alto funcionario de la fiscalía federal de México, donde la violencia de los cárteles han dejado 5,400 muertos sólo este año.

Hace poco más de un mes, el hombre que se sospecha es el mayor proveedor argentino de pseudoefedrina de los cárteles mexicanos, Mario Segovia, cayó tras las rejas después de que Argentina endureciera los controles para importar, usar o vender efedrina y pseudoefedrina -sustancias que se usan de manera legal para producir medicamentos descongestivos.

Las autoridades argentinas aseguran que la presencia de delincuentes mexicanos en el país es “mínima”. Pero saben que tienen un problema.

“Si no actuamos y se instalan, es imposible derrotarlos”, dijo el ministro de Justicia de Argentina, Aníbal Fernández, aludiendo a cárteles como el de Sinaloa liderado por Joaquín “el Chapo” Guzmán, el capo más buscado de México.

You must be logged in to post a comment Login