“El Topo” de John Le Carré (Video)

Gary Oldman

Por: Carlos Seminario. Con motivo del estrreno de la película del mismo nombre   El topo (Tinker, Tailor, Soldier, Spy) vuelve a hablarse  de  una de las mejores novelas de espionaje de todos los tiempos, tanto por su calidad literaria como por el profundo conocimiento que su autor, John Le Carré, tiene de los servicios secretos.

En el mundo del espionaje un topo crea laberintos, encrucijadas y trampas en sus galerías, y quien intente atraparlo corre el riesgo de convertirse en cazador cazado. En la ficción urdida por Le Carré, el jefe del espionaje británico murió sumido en viejos expedientes y recientes sospechas, convenido de que había galerías pero sin encontrar el topo.

Smiley fue fiel a su jefe hasta el final, lo que le costó su puesto.

Pero nuevos informes vuelven a remover al peligroso fantasma del topo, y Smiley, por supuesto, decide adentrarse extraoficialmente en el laberinto. Al final del mismo sólo encontrará una verdad: que los seres humanos somos demasiados complejos para ser clasificados con una sola palabra, ya sea “héroe”, “traidor” o cualquier otra.

Durante los años cincuenta y sesenta, David John Moore Cornwell (verdadero nombre de Le Carré), trabajó en el MI5 y en el MI6. Tras el éxito de su primera novela, El espía que surgió del frío (The Spy Who Came in from the Cold, 1963), abandonó el MI6 para consagrarse a una exitosa carrera literaria.

Le Carré conoce al detalle el tema de los agentes dobles en el servicio secreto británico, empezando por el más famoso de todos ellos, Kim Philby, cuyos trabajos para el KGB han pasado a la historia reciente del espionaje. De hecho, ese fue su modelo para diseñar al espía traidor de El topo.

En realidad, la novela se inspira directamente en la traición de los Cinco de Cambridge: Guy Burgess, Donald Maclean, Anthony Blunt, John Cairncross y el propio Kim Philby. El personaje de ‘Karla’ se basa en una conocida figura del KGB, Rem Krassilnikov. Por su parte, el personaje de Connie Sachs parte de las experiencias reales de Milicent Bagot.

Pocos escritores comprenden el mundo del espionaje tan bien como John le Carré, autor de más de 20 novelas. Ello se debe a su experiencia: fue miembro de los servicios MI5 y MI6 británicos, y trabajó como agente secreto en el apogeo de la Guerra Fría, a mediados del siglo XX, lo que otorga a su obra una credibilidad sin igual.

El lacónico espía George Smiley, su personaje más famoso, nació en 1961 con la publicación de su primera novela, Llamada para el muerto, y volvió a aparecer en algunas de sus obras más famosas, entre las que se encuentra El Topo (1974), considerada por muchos una obra maestra del género de espionaje y su mejor libro.

Pages: 1 2 3

You must be logged in to post a comment Login