Nuevo Récord de Pobreza en EE.UU.

El número de pobres en Estados Unidos podría marcar un nuevo récord bajo el mandato de Barack Obama, con cifras de gente sin recursos en edad laboral acercándose a niveles de los 60, cuando el Gobierno declaró la guerra a la pobreza.

La próxima semana serán difundidos los resultados estadísticos de 2009 y los demógrafos prevén cifras sombrías.

En este contexto, seis expertos, quienes estudian las tendencias de la pobreza, coincidieron en que las cifras de 2009 con seguridad mostrarán que entre 14.7 y 15 por ciento más de personas están en esa situación.

Estas previsiones significarían que 45 millones de personas en Estados Unidos, es decir poco más de una de cada siete, vivieron en la pobreza el año pasado.

El incremento sería el más alto en un solo año desde que el Gobierno comenzó a contabilizar la pobreza, en 1959.

La estadística más alta se registró en 1980, cuando la tasa aumentó 1.3 puntos porcentuales y llegó a 13 por ciento, en plena crisis energética.

Por otro lado, los demógrafos prevén que la pobreza entre la población en edad laboral de 18 a 64 años excederá la proporción de 12.4 por ciento, un incremento en comparación con 11.7 por ciento previo.

Esta proporción sería la mayor desde al menos 1965, cuando otro Presidente demócrata, Lyndon B. Johnson, emprendió la guerra contra la pobreza.

En aquel entonces el Gobierno federal incrementó su participación en diversos programas sociales, que abarcaron desde la educación a la atención de salud.

Asimismo, los demógrafos creen que el informe incluirá un aumento de la pobreza infantil de 19 a poco más de 20 por ciento, y que los negros y latinos registran estadísticas negativas de manera desproporcionada debido a sus mayores tasas de desempleo.

El documento, prevén especialistas, mencionará que las zonas metropolitanas con los mayores aumentos en la pobreza incluyen a Modesto y Los Ángeles, California; Detroit, Michigan; Cape Coral-Fort Myers, Florida; y Las Vegas, Nevada.

El momento político no es el más propicio para Obama y su partido debido a que en siete semanas se efectuarán las elecciones cruciales en las que estará en juego el control del Congreso.

You must be logged in to post a comment Login