¿Podra Trump Deportar a Millones de Indocumentados?

Los procesos de deportación (excluyendo los que involucran actos criminales) hoy en día ya tienen una demora de 2, 3, o más años en las sobresaturadas Cortes de Inmigración

¿deport_tx700

Cuando Trump comenzó su campaña presidencial dijo que deportaría a los 11 millones de indocumentados en EE.UU. Después de las elecciones, Trump prometió deportar inmediatamente entre dos millones y tres millones de inmigrantes no autorizados que, según él, han sido condenados por crímenes. Esta cifra puede estar basada en un estimado del gobierno en 2012, en el cual se dijo que había 1,9 millones de “extranjeros criminales removibles”. Pero ese número incluía a más de un millón de inmigrantes que estaban aquí legalmente, con tarjeta verde o visas temporales. Lo cierto es que hay aproximadamente 820,00 inmigrantes que han sido acusados de un crimen según Migration Policy Institute. De los cuales solo 690,000 han sido acusados de crímenes o delitos graves.

No está claro si Trump podría llevar a cabo las deportaciones que se ha propuesto sin violar el debido proceso legal, especialmente a la escala y la velocidad que ha sugerido.

Los procesos de deportación (excluyendo los que involucran actos criminales) hoy en día ya tienen una demora de 2, 3, o más años en las sobresaturadas Cortes de Inmigración. ¿Como sería sí Trump decide añadir millones de casos mas como lo viene prometiendo? Estaríamos hablando de 8 a 10 años de espera para procesar las deportaciones. No tendría mucho sentido.

Según Trump deportar a 11 millones de inmigrantes indocumentados llevaría entre 18 meses y dos años. Pero el American Action Forum (AAF), cree que el proceso de deportación tardaría 20 años.

RELACIONADO: ¿Qué nos Espera en el Gobierno Trump?

La última vez que Estados Unidos llevó a cabo deportaciones masivas fue cuando el presidente Dwight D. Eisenhower autorizó redadas militares para expulsar a cientos de miles de mexicanos en 1954.

Lo que Trump propone es mucho mayor que el programa de deportación de Eisenhower, que fue controvertido en ese momento.

El plan de Trump probablemente necesitaría ayuda de las autoridades locales, pero muchas ciudades y condados han limitado su cooperación con las autoridades federales.

El condado de Cook en Illinois, que incluye a Chicago, adoptó una ordenanza que en general impide que los oficiales de policía del condado y las cárceles detengan a inmigrantes no autorizados para entregarlos a agentes federales, a menos que los agentes tengan órdenes específicas.

San Francisco es una ciudad llamada santuario que emite tarjetas de identificación local a inmigrantes no autorizados para que puedan tener acceso a los servicios municipales.

RELACIONADO:Trump: Lo que Podría Pasar con Inmigración

Los alcaldes demócratas de algunas ciudades importantes dijeron recientemente que harían todo lo posible para proteger a los residentes de la deportación.

Los planes del Trump son más agresivos que el programa de deportación del Presidente Obama, el cual provocó fuertes críticas de los grupos de defensa de los indocumentados. Segun The New York Times, en los dos primeros años del gobierno de Obama se deportaron casi 800 mil personas, un récord en la historia de Estados Unidos

El gobierno de Obama ya ha seguido políticas que se centran en la eliminación de personas con antecedentes penales. En 2015, la mayoría de las personas deportadas eran criminales convictos.

Fuentes: Migration Policy Institute; Department of Homeland Security; Immigrant Legal Resource Center; Ingrid Eagly, University of California, Los Angeles. The New York Times.

You must be logged in to post a comment Login