Porque las Pruebas Computarizadas No Mejoran el Dolor de Espalda

El dolor de espalda puede ser insoportable. Por lo tanto, someterse a una radiografía, una tomografía computarizada (CT) o una resonancia magnética (MRI) para determinar la causa parece ser una buena idea. Pero, por lo general, esto no es así porque al comienzo, al menos, no lo ayudan a mejorar más rápido.

La mayoría de las personas con dolor en la parte baja de la espalda se sienten mejor en un mes, ya sea que se sometan a una prueba de diagnóstico o no. En realidad, las pruebas pueden dar lugar a procedimientos adicionales que compliquen la recuperación.

A, menudo, estas pruebas son costosas y muchas veces desencadenan intervenciones innecesarias. Pero, hay ocasiones en que tienen sentido, como cuando hay signos de neuropatía grave, o un problema subyacente grave, como cáncer o una infección en la columna entre otros.

En otros casos, es probable que usted no deba realizarse una prueba de diagnóstico por imágenes por un dolor de espalda durante, al menos, varias semanas y solo después de que haya probado algunas medidas de cuidado personal para aliviar el dolor, como mantenerse activo, aplicarse calor o dormir cómodamente entre otras.

You must be logged in to post a comment Login