¿Qué es Educación Ambiental?

La educación ambiental nació con el objetivo de generar una conciencia ecológica en cada ser humano, preocupada con el enseñar la oportunidad de un conocimiento que permitiera cambiar el comportamiento vuelto a la protección de la naturaleza. El desarrollo sustentable debe estar, también, aliado a la educación ambiental, la familia y la escuela deben ser los iniciadores de la educación para preservar el ambiente natural.

El niño, desde pronto, debe aprender cuidar de la naturaleza, en el seno familiar y en la escuela es que se debe iniciar la concienciación del cuidado con el medio ambiente natural. Es fundamental esa educación ambiental, pues, responsabilizará lo educando para el resto de su vida.

Según Munhoz (2004), una de las formas de llevar educación ambiental a la comunidad es por la acción directa del profesor en el aula y en actividades extracurriculares. A través de actividades como lectura, trabajos escolares, investigaciones y debates los alumnos podrán entender los problemas que afectan la comunidad donde viven; instados a reflejar y criticar las acciones de no respeto a la ecología, la esa riqueza que es patrimonio del planeta, y, de todos los que en él se encuentran. Y aún dice: Los profesores son la pieza fundamental en el proceso de concientización de la sociedad de los problemas ambientales, pues, desarrollaran en sus alumnos hábitos y actitudes saludables de conservación ambiental y respeto a la naturaleza transformándolos en ciudadanos conscientes y comprometidos con el futuro del país.

A pesar de la importancia fundamental del profesor en el proceso de desarrollo de la nación, aún, no se da el debido valor, por parte de nuestras autoridades, al profesor y con esto la educación. El Estado, aún, no se concientiza que la educación es el vehículo del solaz social, pero, sí, de forma opuesta, si ha priorizado el interés político de mantener la masa sin una formación cultural adecuada. Cualquier acción de protección ambiental debe pasar por la educación ambiental.

En la carta de Belgrado, de 1975, apud Rebollo (2001), fue presentando una línea de acción donde dice:

a) concientizar los ciudadanos de todo el mundo sobre el problema ambiental;
b) hacer disponible el acceso a conocimientos específicos sobre el medio ambiente;
c) promover actitudes para la preservación ambiental;
d) desarrollar habilidades específicas para acciones ambientales;
e) crear una capacidad de evaluación de las acciones y programas implantados;
f) promover la participación de todos en la solución de los problemas ambientales.

Lopes de Sá (1999), afirma: “hay una conciencia mundial en marcha, cuya formación se acelera y que condena la especulación gravosa de la riqueza tan como el uso inadecuado de utilidades, como factores de destrucción del planeta y lesión a la vida de los entes yo pueblan el mundo”.

Diversos movimientos presionaron los poderes políticos y catástrofes expresivas (Bhopal en 1984, Chernobyl en 1986, hundimientos de petroleros, destrucciones de florestas etc.) y en parte terminaron por convencer a los dirigentes del Estado de que era grave la cuestión.

Caseirão (2000) dice (1997) “en el polo norte fue detectado partículas de cesio, que es producto radiactivo, acumulados en los tejidos de las focas del área. Este hecho demuestra que los problemas de la polución no tienen incidencia meramente local. La polución es transportada para locales muy distantes de aquellos en que la misma es producida“.

En Rio Grande do Sul, Brasil (1998) un barco estuvo cerca de una semana descargando ácido sulfúrico directamente a las aguas del puerto, que se sitúa cerca de la reserva ecológica de Lagoa dos Patos”.

“Resultado: la pesca tuvo que ser prohibida en una franja de 18 km, cerca de 6,5 mil familias de pescadores se quedaron sin medio de subsistencia y el plazo estimado para la recuperación del ecosistema destruido es de 10 años”.

Minamata, Japón (195?) informó: “Las descargas continuas de mercurio en la bahía de Minamata, provocaron el nacimiento de varios bebes con graves deformaciones físicas”.

Prince William Sound, Alasca (1989), también recrimina: Un derramamiento causado por el súper petrolero Exxon Valdez que destruyó todo el ecosistema de la región, liquidó más de 250.000 aves y mató un número no determinado de mamíferos marinos y peces.

“Pasados los  10 años, la vida en la región no está aún reconstituida y la Exxon ya pagó indemnizaciones de valor superior a los 2,5 mil millones de dólares”.

Consta en el informe Greenpeace sobre la contaminación de la leche por dioxina en Alemania. “En marzo de 1998, fueron detectados niveles alarmantes de la substancia cancerígenos dioxina en la leche producida en el estado alemán de Baden – Wurttemberg (sudeste de Alemania). “ La leche fue retirada del mercado. Investigaciones científicas realizadas por el Freiburg State Istitute que sea Chemical Analysis of Food indicaron un aumento preocupante de los índices de dioxina en las muestras de leche y mantequilla recolectadas desde septiembre de 1997. El descubrimiento llevó las autoridades alemanas a que conduzcan un estudio amplio para determinar la fuente de la contaminación”.

Son algunos ejemplos, de los muchos existentes, de referencias la polución ambiental y de productos que comprometen la vida del ser humano y de la tierra. Lo que necesita ser hecho es acelerar la conciencia ecológica en la empresa y en la comunidad y construir una cultura ambiental, que se imponga a aquella del consumo.

Para mejorar la calidad ambiental dice Frers (2000): “Dar a conocer a un público cada vez más amplio las causas principales del problema y conseguir en él la comprensión y conocimiento sobre eso, conocer, comprender, tomar conciencia y actuar, esa debe ser la dinámica y finalmente, formar una Asociación no gubernamental que congrega a todos los participantes activos en el proceso, con el objetivo de organizar profesores y estudiantes del sistema educativo nacional desde los niveles elementales hasta los post-graduados, a todos las asociaciones civiles no gubernamentales y en fin a toda persona que responsable y organizadamente, basada en su propia experiencia o en de los demás, desea actuar para ofrecer un proyecto alternativo y fundamentado que pueda dar a los gobiernos mecanismos de acción cuya propuesta sea de la sociedad civil organizada”.

Aún es importante observar el referido sobre el asunto en evento que reunió Ministros de la Educación en la Cúpula de Américas, Cúpula de Brasilia (1998): “La educación ambiental para la sostenibilidad debe permitir que la educación se convierta en una experiencia vital, alegre, lúdica, atractiva, creadora de sentidos y significados, que estimule la creatividad y permita re direccionar la energía y la rebeldía de la juventud para ejecución de proyectos de actividades con la construcción de una sociedad más justa, más tolerante, más equitativa, más solidaria democrática y más participativa y en la cual sea posible la vida con calidad y dignidad”.

En la actualidad se impone la necesidad de la educación para el desarrollo sustentable y del control, por legislación del medio ambiente natural y de la gestión ambiental.

You must be logged in to post a comment Login