¿Qué Esta en Juego en las Elecciones de Hoy?

Los republicanos necesitan seis escaños para tomar el control de la cámara y están en buena posición para conseguirlos. Un Senado republicano dejaría al presidente Obama, sin aliados en la mayoría parlamentaria para sacar adelante sus proyectos en los dos años que le quedan en el cargo incluida la reforma migratoria.

a-republican-wave

Sin embargo con dos carreras que podrían llegar a segunda vuelta, quizá no sepamos quién se quedará con el Senado hasta dentro de varias semanas.

Las elecciones de medio termino de Estados Unidos tendrán lugar hoy 4 de noviembre. Serán renovados todos los 435 escaños en la Cámara de Representantes y los 100 escaños en el Senado, así como 38 gobernadores, varias legislaturas estatales, y también tendrán lugar varias elecciones a nivel local y estatal.

Los republicanos necesitan seis escaños para tomar el control de la cámara y están en buena posición para conseguirlos. Un Senado republicano dejaría al presidente Obama, sin aliados en la mayoría parlamentaria para sacar adelante sus proyectos en los dos años que le quedan en el cargo. Pero con dos carreras que podrían llegar a segunda vuelta, quizá no sepamos quién se quedará con el Senado hasta dentro de varias semanas.

En realidad, los demócratas no tienen posibilidades de recuperar el Congreso. La cuestión es cómo de grande será la mayoría republicana. El pegadizo lema de los congresistas conservadores alude al objetivo de 245 escaños, 11 más de los que tienen ahora. Eso supondría superar la oleada del tea party en 2010 que les ayudó a conseguir 242 representantes. Si logran más de 246, batirían el récord del partido desde la Segunda Guerra Mundial, fijado entre 1947 y 1949 durante el gobierno de Truman.

El partido republicano tiene serias opciones de sustituir a los senadores demócratas que se retiran en los estados de Virginia Occidental, Montana y Dakota del Sur. Iowa es otra posibilidad.

Los republicanos buscan cambiar el color de los asientos elegidos en Arkansas, Carolina del Norte, Colorado, New Hampshire, Alaska y Luisiana. La formación podría experimentar derrotas en Georgia, Kentucky y Kansas.

Los republicanos no esperan ganar en todas estas opciones, pero tampoco lo necesitan para hacer que de Mitch McConnell, de Kentucky, el próximo líder de la mayoría del Senado — siempre y cuando gane la reelección.

En los Estados

El partido republicano defiende 22 puestos de gobernador, mientras que los demócratas 14.

Muchos de los cargos de máxima responsabilidad estatal del país son vulnerables, más de lo habitual. Media docena de gobernadores republicanos que accedieron al poder en 2010, algunos con el apoyo del tea party, están luchando para seguir en sus puestos.

Entre ellos están los mandatarios Sam Brownback, en la fuertemente republicana Kansas, y Scott Walker, que está en la boleta electoral por tercera vez en cuatro años, en Wisconsin.

Brownback consiguió el sueño republican en su primer mandato — grandes impuestos y recortes en el gasto. Pero el efecto sobre el presupuesto estatal llevó a muchos republicanos a retirarle su apoyo para dárselo al aspirante demócrata Paul Davis, el líder de la minoría en la Cámara estatal.

Las posibilidades de Walker como candidato republicano para la carrera a la presidencia del país en 2016 descansan en si será capaz de sobrevivir al desafío que le supondrá el martes la demócrata Mary Burke. A los demócratas y sus sindicatos aliados se les hace la boca agua con la posibilidad de derrotar al gobernador que terminó con la negociación colectiva para la mayoría de los trabajadores públicos de su estado tras su elección en 2010, y después sobrevivió a una moción de censura.

Varios demócratas comenzarán también el día luchando para ganar las elecciones, especialmente en Nueva Inglaterra, feudo habitual del partido.

Encabezando esa lista está Martha Coakley, que debería ser una apuesta segura para los demócratas en Massachusetts. Pero la fiscal general del estado, que ya perdió unas elecciones al Senado en 2010, podría perder ante el republicano Charlie Baker.

Entre las 140 medidas concretas que se dirimirán el martes hay cuatro iniciativas para legalizar el consumo de marihuana. Oregon, Alaska y el distrito de Columbia decidirán si permiten su uso recreativo, mientras que Florida plantea una medida para legalizar su uso con fines médicos. Colorado y Washington legalizaron el consumo recreativo hace dos años con el respaldo de las masas de jóvenes votantes que salieron a votar por Obama pero ahora no se esperan los mismos resultados.

You must be logged in to post a comment Login