Quiénes Deben Hacerse la Prueba

Es importante que la atención médica de todas las mujeres incluya pruebas de Papanicolaou regularmente. Debe empezar a hacerse pruebas de Papanicolaou a partir de los 21 años. La frecuencia con la que se debe hacer la prueba de Papanicolaou depende de su edad e historial médico:

Las mujeres menores de 30 años deben hacerse la prueba de Papanicolaou cada 2 años.
Las mujeres de 30 años en adelante deben hacerse la prueba de Papanicolaou cada 2 años. Después de tres resultados normales consecutivos en la prueba de Papanicolaou, la mujer en este grupo de edad debe hacerse la prueba de Papanicolaou cada 3 años si
no tiene un historial de displasia moderada o grave
no está infectada con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH)
su sistema inmunitario no está debilitado (por ejemplo, si ha tenido un trasplante de órgano)
no estuvo expuesta al dietilestilbestrol (DES) antes de nacer

Hacerse pruebas de Papanicolaou cada 2 años es un cambio con respecto a las pruebas anuales que muchas mujeres han tenido en el pasado. Sin embargo, los estudios han revelado que el riesgo de cáncer del cuello uterino es el mismo en las mujeres que han tenido la prueba cada 2 años en comparación con las mujeres que la han tenido anualmente. Además, en las mujeres de 30 años en adelante que han tenido tres pruebas de Papanicolaou normales consecutivas, el riesgo de presentar displasia grave es bajo. Por lo tanto, hacer esta prueba cada 3 años en estas mujeres es una opción segura. Es importante hablar con su proveedor de atención médica sobre su situación personal. Acuda a su proveedor de atención médica cada año para recibir el cuidado de mujeres sanas y cualquier tipo de atención médica o información referente a la reproducción.

No se sabe con certeza cuándo una mujer debe dejar de hacerse la prueba de Papanicolaou. Algunos expertos recomiendan que las mujeres de 65 ó 70 años pueden dejar de hacerse la prueba de Papanicolaou después de tres resultados normales consecutivos dentro de un plazo de 10 años. Sin embargo, si tiene ciertos factores de riesgo, debe seguir haciéndose esta prueba rutinariamente. Estos factores de riesgo son estar sexualmente activa y haber tenido varias parejas, o un historial previo de resultados anormales en la prueba de Papanicolaou.

Si ha tenido una histerectomía, hable con su médico para determinar si aún necesita hacerse la prueba de Papanicolaou. La determinación de si necesita seguir haciéndose esta prueba depende de la razón por la que fue necesaria la histerectomía, si se extrajo el cuello uterino y si tiene un historial moderado o grave de displasia.

You must be logged in to post a comment Login