Remedios para el Malestar Estomacal

Comer en la calle o salirse de la dieta alimenticia pueden provocarle un incomodo malestar estomacal, felizmente  existen varios productos que ofrecen alivio: antiácidos de venta libre, como Maalox, Tums o sus versiones con las marcas de las tiendas. También hay varios remedios herbales para el estómago que puede probar. Pero elegir entre ellos puede resultar confuso en el mejor de los casos y, en el peor de los casos, puede ser perjudicial.

Para empezar, los suplementos están disponibles en diversas concentraciones y formas: hierbas, píldoras, extractos y tés. Y, a diferencia de los medicamentos de venta con receta y de la mayoría de los medicamentos de venta libre que se venden en la actualidad, no se requiere que la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) evalúe su seguridad y eficacia. Si bien algunos han sido utilizados durante miles de años, son pocos los que han demostrado ser eficaces como remedios para el estómago. Aun así, existe suficiente evidencia que permite considerar que algunos son “posiblemente eficaces”, afirma Philip J. Gregory, Pharm.D., editor de la Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales (NMCD, por sus siglas en inglés), que se ha asociado con ConsumerReportsHealth.org, a fin de proporcionar información confiable acerca de la seguridad y la eficacia de los suplementos dietarios.

Mezclas herbales
Un suplemento que posiblemente sea eficaz para aliviar el malestar estomacal es Iberogast, un producto que se vende en Internet. Se cree que su principio activo principal es iberis amara, pero el producto también contiene una serie de otras hierbas, que incluyen angélica, alcaravea, celidonia, manzanilla alemana, toronjil, regaliz, cardo mariano y menta.

Un análisis que combinó los resultados de varios estudios previos sugiere que tomar 1 mililitro por vía oral tres veces al día durante cuatro semanas redujo de forma significativa la intensidad del reflujo de ácido, los retortijones, las náuseas, el dolor estomacal y los vómitos en comparación con un placebo. Si bien en general son seguras, esas hierbas podrían tener efectos secundarios, y algunas (en especial, la celidonia) podrían dañar el hígado o interferir en la acción de los medicamentos que toma.

¿Qué otras cosas podrían dar resultado?

* Extracto de hoja de alcachofa. En algunos estudios, se determinó que dos formas, Cynara SL y Hepar SL forte, combatían el malestar estomacal. En general, los extractos son seguros, pero podrían causar una reacción alérgica en las personas con sensibilidad al ajenjo y a las plantas relacionadas.

* Jengibre. Se ha determinado que el jengibre es “posiblemente eficaz” para el tratamiento de las náuseas matutinas, los mareos y los vómitos postoperatorios, y el vértigo. Es probable que sea seguro para la mayoría de las personas, aunque las mujeres embarazadas deben hablar con su médico primero.

* Papaya. Algunas personas toman extractos de la fruta para prevenir y tratar el malestar estomacal, pero la NMCD afirma que “no hay suficiente información confiable” para calificar su eficacia. Evítela si es alérgico al látex o si toma el medicamento anticoagulante warfarina (Coumadin y su genérico). Se ha determinado que las dosis altas son peligrosas, ya que podrían causar pequeñas perforaciones en el esófago. Además, es posible que los suplementos de papaya no sean seguros cuando se utilizan durante el embarazo y la lactancia.
* Menta. Si bien muchas personas recurren a esta hierba para tratar problemas estomacales, la mejor evidencia la tiene un producto que no se vende en este país y que combina cantidades específicas de esta hierba con aceite de alcaravea.

Probióticos
Los suplementos de estas bacterias “beneficiosas”, que habitan naturalmente en el intestino, podrían ayudar a prevenir o tratar el malestar estomacal causado por la diarrea asociada con antibióticos, el síndrome del intestino irritable o la inflamación causada por la Helicobacter pylori, una bacteria que puede causar úlceras.

Elegir suplementos probióticos es difícil, dado que no existen estándares para estos productos. La NMCD recomienda optar por aquellos productos, como Culturelle (lactobacillus GG) y bifidobacterias, que presentan cierta evidencia como remedios para el estómago.

Comer yogur que contenga probióticos es una alternativa. Los yogures que tienen el sello “Live and Active Cultures” (Cultivos vivos y activos) de la Asociación Nacional del Yogur (National Yogurt Association) en la etiqueta contenían bacterias viables al momento de la fabricación.

Los suplementos probióticos deben almacenarse con cuidado, ya que tienden a perder su eficacia con el tiempo. Revise la etiqueta para comprobar si un producto debe refrigerarse. Si también está tomando medicamentos antibióticos, los probióticos tienen más probabilidades de sobrevivir si los toma, al menos, dos horas antes o después de tomar el antibiótico. Los productos que contienen bifidobacterias o lactobacillus son generalmente seguros, aunque pueden causar gases durante algunos días.

Antes de comprar
Los suplementos herbales pueden contener múltiples ingredientes; por lo tanto, es difícil saber cuáles son los principios activos. Además, los análisis de los suplementos dietarios en ocasiones encuentran diferencias entre los ingredientes que figuran en la etiqueta y los ingredientes reales. ¿Qué puede hacer para ayudar a protegerse? Siga este consejo de Consumer Reports Health (CRH):

* Busque la marca “USP Verified” (Verificado por la Farmacopea de los Estados Unidos [USP, por sus siglas en inglés]). Esto indica que el fabricante del suplemento ha solicitado de manera voluntaria a la Farmacopea de los Estados Unidos (USP) —una autoridad independiente, sin fines de lucro, encargada del establecimiento de normas— que verifique la calidad, la pureza y la potencia de sus materias primas o sus productos terminados. La USP mantiene una lista de los productos verificados.

* Consulte a su médico o a su farmacéutico. Incluso los productos beneficiosos pueden ser perjudiciales en algunas situaciones, por ejemplo, si está embarazada o amamantando, si tiene una enfermedad crónica o si se someterá a una cirugía. Además, algunos suplementos interactúan de manera peligrosa con determinados medicamentos de venta con receta y de venta libre. Su médico o su farmacéutico pueden ayudarlo a evitar dichos problemas si saben qué suplementos está tomando o planea tomar.

* Considere la posibilidad de esperar un tiempo. Si tiene malestar estomacal después de haber comido o bebido demasiado, el tiempo está de su lado. Los síntomas pueden disminuir en el término de varias horas, incluso si no toma nada.

You must be logged in to post a comment Login

Free Shipping on All Orders Over $75!