Republicanos Amenazan con Llevar DACA a las Cortes, Dreamers en Manos del Congreso

El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, afirmó su apoyo a “DACA”, y aunque no tiene planes de anular o cambiarlo, sí advirtió de que el DACA corre peligro y podría quedar en manos de los tribunales.

El Congreso es la fuente de una solución a largo plazo para DACA

Texas y otros nueve estados han dado de plazo al Gobierno hasta el 5 de septiembre para rescindir el programa de Acción Diferida (DACA), proclamado por el presidente Obama y que ha evitado la deportación de 800.000 jóvenes indocumentados que llegaron a EE.UU. de niños y son conocidos como “dreamers” (soñadores).

Esa coalición de estados sureños, representada por fiscales y gobernadores republicanos, es la que también impugnó los alivios migratorios de noviembre de 2014, que se encuentran congelados en los tribunales. La idea es añadir DACA a esa demanda en el litigio pendiente en Texas.

Legisladores hispanos del Partido Demócrata, por su parte, presionaron al secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, para evitar la deportación de jóvenes indocumentados amparados por DACA y cuya seguridad está en peligro por una demanda que quieren interponer 9 estados del sur..

Kelly, afirmó en una reunion con líderes del Caucus Hispano del Congreso su apoyo a “DACA”, y aunque no tiene planes de anular o cambiarlo, sí advirtió de que el futuro del programa migratorio para jóvenes indocumentados corre peligro y podría quedar en manos de los tribunales.

El jefe del DHS no ofreció declaraciones a la prensa a la salida, pero un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), David Lapan, dijo que el funcionario trasladó al CHC el mensaje de que el Congreso es la “clave” para una solución permanente respecto al “DACA”, que ha dado cobijo a cerca de 800,000 jóvenes indocumentados desde 2012.

Kelly “indicó su apoyo al DACA como lo ha hecho en el pasado. Repitió su postura de que el Congreso es la fuente de una solución a largo plazo para DACA”, y señaló que en septiembre las cortes podrían estudiar el asunto si surge una demanda, precisó Lapan.

Kelly ha discutido DACA con abogados dentro y fuera del Departamento de Justicia “y la mayoría cree que DACA, tal como existe, no es legalmente sostenible” y también lo ha discutido con el secretario de Justicia, Jeff Sessions, subrayó Lapan.

Lapan no ofreció detalles de las reuniones con Sessions, aunque precisó que Kelly no tiene claro cuál será la posición de la Administración Trump, o si defenderá o no el programa creado por el gobierno de Barack Obama.

Lapan dejó en claro que “ahora mismo no hay un plan para anular o cambiar lo que estamos haciendo con DACA… siempre ha habido la preocupación de que si DACA es impugnado en los tribunales, que no podría superar eso y, si es así, entonces DACA” dejaría de existir.

Kelly se refería a que una coalición de 9 estados del sur, liderada por Texas, ha amenazado con entablar una demanda contra DACA si la Administración Trump no anula el programa a más tardar el próximo 5 de septiembre, y deja de extender permisos a futuro.

Lejos de cumplir su promesa electoral de desmantelar “DACA”, Trump lo mantiene en pie y ha dicho que quiere una solución “con corazón” para los jóvenes indocumentados.

Sobre el TPS, Lapan dijo que Kelly volvió a repetir su postura de que, en el caso de Haití, las condiciones que justificaron el programa para el país caribeño se han resuelto en su mayor parte, aunque estudiará una extensión en enero próximo.

Por ahora, Kelly no está listo para tomar una decisión respecto a renovar o cancelar el TPS para El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Kelly reconoció que se trata de un asunto “muy difícil” para los países centroamericanos, según Lapan, quien destacó que, en todo caso, se supone que el TPS es un programa temporal.

Sobre las deportaciones y el hecho de que ahora todo indocumentado queda sujeto a la expulsión –alejando la práctica de la “discreción procesal”- Lapan insistió en que Kelly tiene la obligación de hacer cumplir las leyes de inmigración.

Kelly explicó al CHC que aunque el DHS se centra en inmigrantes indocumentados con antecedentes o condenas carcelarias, “no vamos a ignorar a otros individuos que posiblemente estén en el país ilegalmente, pero esos individuos son sometidos al sistema de justicia legal y el tribunal decide” sobre su deportación, afirmó Lapan.

El encuentro con Kelly suscitó versiones distintas sobre su contenido: mientras su oficina quiso poner un tono optimista a la reunión, varios líderes demócratas el CHC, entre ellos Luis Gutiérrez, y Raúl Grijalva, expresaron alarma y confusión.

“Creo que tenemos que prepararnos para lo peor y alistarnos para luchar contra la deportación masiva. Nos presentamos en los aeropuertos para luchar contra la veda a musulmanes y refugiados y ahora los Dreamers y la gente que ha vivido legalmente acá por décadas con el TPS están en peligro inminente”, advirtió Gutiérrez.

Por su parte, Grijalva calificó el encuentro como “decepcionante e intencionalmente confuso” porque, a su juicio, Kelly contestó con evasivas, o no se comprometió a dar una postura “legal o legislativa” sobre el futuro de DACA y el TPS para centroamericanos.

“Si esta reunión con el secretario Kelly indica algo, la Administración Trump seguirá pintando a los inmigrantes como criminales que necesitan ser deportados”, dijo Grijalva en un comunicado.

You must be logged in to post a comment Login