Rubio y Bush los Triunfadores del Debate Republicano

Solo Jeb Bush ofreció una salida al problema migratorio al decir que los indocumentados deben tener "una vía para obtener un estatus legal", aunque "sin amnistía".

debate

Comentaristas políticos dentro y fuera del partido republicano señalan la sólida actuación del senador Marco Rubio, a quien señalan como el ganador o uno de los principales triunfadores de la noche, en el primer debate republicano.

La publicación Político, citando un sondeo realizado entre estrategas, activistas y operativos en los estados de Iowa y New Hampshire, donde se realizarán las primeras elecciones primarias republicanas, dijo que Rubio estuvo “elocuente”, “relajado”, “enfocado” y sus respuestas fueron “inteligentes, completas y sucintas”.

El Washington Post apuntó que Rubio estuvo “bien parado, centrado y pareció enteramente relajado –aun cuando se vio presionado sobre inmigración”.

Político pone también en la categoría de ganador a Jeb Bush, porque tuvo una actuación “sólida” y porque “consiguió hacer lo que tenía que hacer”.

“Se vio como el adulto en el escenario” dice Politico sobre el exgobernador de la Florida, pero el Washington Post ni siquiera lo menciona entre los ganadores.

La mayor diferencia en las opiniones las provocó, como era de esperarse, Donald Trump.

Político cita las opiniones del 44% de los entrevistados que consideraron que el multimillonario fue el mayor perdedor de la noche, por rehusarse a descartar una candidatura independiente y por sus comentarios despectivos.

El Post, en cambio, lo tiene entre los ganadores, aunque reconoce que es “el candidato más difícil de juzgar”.

La presencia de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos y el control de las fronteras fue uno de los temas principales del debate entre aspirantes republicanos, que prometieron hacer “algo al respecto”.

“Necesitamos construir un muro y debe construirse rápidamente”, dijo Trump, quien ha prometido que de llegar a la presidencia deportará a los más de 11 millones de indocumentados que viven en el país.

“También creo que necesitamos una reja”, coincidió el senador Marco Rubio.

“Hay organizaciones criminales penetrando nuestras fronteras del suroeste y necesitamos hacer algo al respecto”, apuntó el gobernador de Wisconsin, Scott Walker.

De llegar a la Casa Blanca, Walker prometió “asegurar las fronteras, no amnistía (para los inmigrantes indocumentados) y avanzar en una amnistía legal que da prioridad a los estadounidenses”.

Solo Jeb Bush, cuya esposa es mexicana ofreció una salida al problema al decir que los indocumentados deben tener “una vía para obtener un estatus legal”, aunque “sin amnistía”.

You must be logged in to post a comment Login