Salve el Planeta Desde su Hogar

No es necesario ser un famoso científico, ni pertenecer a las altas esferas políticas, para salvar el planeta de su destrucción. Bastan algunos pequeños ajustes en su diario vivir, y usted puede hacer muchísimo para mantener un mundo más limpio y mejor.

Las noticias son alarmantes: contaminación ambiental por todas partes… mares, ríos y lagos inundados de materiales tóxicos, derrames de petróleo, insecticidas y venenos. El aire asfixiado en una nube de sustancias químicas. La salud del planeta Tierra está deteriorándose.

Afortunadamente, no todo está perdido y la naturaleza, que es sabia, posee un alto poder regenerativo. Eso sí, siempre y cuando la ayudemos a recuperarse, para ir poco a poco restaurándose. ¿Cómo podemos hacerlo? Aunque usted no lo crea, el hecho de haberse interesado en leer este artículo, ya es un gran paso. Luego, en su vida diaria, haciendo sencillos ajustes, con el tiempo se dará cuenta de que su pequeña colaboración hará la gran diferencia en un futuro no tan lejano.

Comencemos por el comportamiento de los seres humanos. ¿qué se puede hacer para que los hombres no sean tan violentos? La respuesta es simple: ¡no sea violento usted! Si cada uno de nosotros pone de su parte, no sólo respetando a los demás, sino evitando hacer cosas que parecen insignificantes, como tirar un papel al piso, el mundo será mucho más limpio y mejor. Así que su participación individual, ¡es vital!

Es importante entender también que el primer lugar en donde se debe comenzar a “salvar” el planeta es en el hogar. ¿De qué manera? Haciendo tesoro de los siguientes consejos:

* Ahorre agua. Cierre la llave mientras se esté cepillando los dientes. Ábrala sólo para enjuagarse la boca al final. Enjabone primero todos los platos y luego enjuáguelos. Utilice la ducha en lugar de la bañera.

* Ahorre electricidad y energía en general. Apague las luces que no sean necesarias. Utilice bombillas de bajo consumo. Revise todos sus equipos eléctricos para comprobar que están en buen estado y funcionen correctamente.

* Cuando vaya al supermercado prefiera los productos que sean realizados o envasados con materiales reciclables. En casa, no deseche los frascos de cristal, utilícelos para envasar otras cosas o recíclelos. Haga lo mismo con los plásticos, los papeles y los cartones. Si no puede reciclarlos usted mismo, colóquelos en los contenedores especiales para la recogida de basura diferenciada.

* Jamás vierta el aceite de motor en la tierra, ni gasolina, sustancias tóxicas o productos que puedan contaminarla.

* Evite los productos que vengan envasados en atomizadores que contienen sustancias que dañan la capa del ozono.

* Asimismo, utilice productos naturales, que no contengan sustancias químicas y que no hayan sido experimentados en los animales.

* Camine. No sólo le hará bien a su salud, sino a la salud del planeta.

* Cultive un jardín. No importan si no dispone de un gran terrero, aunque sea en el balcón, coloque tiestos con plantas que no sólo darán alegría al ambiente sino que “limpiarán” el aire devolviéndole oxígeno a cambio de dióxido de carbono.

* Dele a sus hijos una educación ecológica, enseñándolos a respetar y proteger la naturaleza y, sobre todo, a apreciar y admirar sus maravillas. De esta manera crecerán conscientes de la importancia de mantener nuestro planeta en óptima salud para nosotros y las próximas generaciones.

You must be logged in to post a comment Login