SIDA Amenaza a Latinos

La epidemia del SIDA es una grave amenaza para la comunidad latina,  los cuales  representan el 15% de la población de este pais, pero presentaron el 17% de todos los nuevos casos de infecciones por el VIH en los Estados Unidos en el 2006 . Durante el mismo año, la tasa de nuevas infecciones por el VIH entre latinos fue tres veces la de los blancos. En el 2005, el VIH/SIDA fue la cuarta causa principal de muertes entre hombres y mujeres de origen hispano o latino entre los 35 y 44 años.

En los hombres latinos que viven con VIH/SIDA, las formas más comunes de transmisión del VIH fueron el contacto sexual con otros hombres, el consumo de drogas inyectables y el contacto heterosexual de alto riesgo.

Las mujeres latinas tienen más probabilidades de infectarse por el VIH como resultado de las relaciones sexuales con hombres. En un estudio de hispanos o latinos heterosexuales que viven en los Estados Unidos, se observó que el 16% presentaba factores de riesgo sexuales de contraer el VIH, entre los que se encuentran parejas sexuales múltiples o parejas con alto riesgo de infección por el VIH. Algunas mujeres, incluidas aquellas que sospechan que sus parejas tienen riesgo de contraer una infección por el VIH, pueden mostrarse renuentes a hablar sobre el uso de condones con sus parejas por temor al abuso emocional o físico o al retiro de la ayuda financiera. Una evaluación de las conductas de riesgo de contraer el VIH entre hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres o HSH (MSM, por sus siglas en inglés) en el sudeste de los Estados Unidos indicó que los hombres hispanos o latinos y afroamericanos tenían más probabilidades que los hombres blancos de reportar uso inconsistente de condones durante el sexo anal con múltiples parejas y además que los hombres hispanos o latinos tenían más probabilidades de no haberse sometido a pruebas de detección del VIH. Sin embargo, un estudio de hombres heterosexuales hispanos o latinos indicó que el reciente uso constante de condones y las intenciones de usar condones en el próximo mes se asoció con una actitud positiva hacia el uso del condón, la percepción de que la pareja tiene una opinión positiva sobre el uso del condón y una mayor participación en la toma de decisiones sobre el uso del condón.

Consumo de estupefacientes

El consumo de drogas inyectables continúa siendo un factor de riesgo importante entre los hispanos o latinos, especialmente los que viven en Puerto Rico. Los consumidores de drogas en Puerto Rico tienen más probabilidad de compartir jeringas, algodón y agua para enjuagar, y de inyectarse con más frecuencia que los consumidores de drogas hispanos o latinos que viven en el área continental de los Estados Unidos. Compartir jeringas no es el único factor de riesgo del VIH relacionado con el abuso de sustancias estupefacientes. Existe una alta probabilidad de que los consumidores de sustancias estupefacientes, tanto los casuales como los crónicos, adopten conductas sexuales de alto riesgo, como tener relaciones sexuales sin protección, cuando están bajo los efectos de las drogas o el alcohol.

Enfermedades de transmisión sexual

En el 2006, el índice de infecciones por clamidia entre los hispanos o latinos fue aproximadamente 3 veces mayor que el índice de blancos no hispanos o latinos. Los índices de gonorrea y sífilis entre los hispanos o latinos fueron aproximadamente el doble de los índices de blancos: gonorrea: 77/100,000 hispanos o latinos en comparación con 37/100,000 blancos; sífilis: 4/100,000 hispanos o latinos en comparación con 2/100,000 blancos. En parte debido a los cambios físicos provocados por las enfermedades de transmisión sexual (ETS), entre los que se encuentran las lesiones genitales que sirven de punto de entrada del VIH, la presencia de ciertas ETS puede aumentar la probabilidad de contraer el VIH de 3 a 5 veces .

Creencias culturales latinas: factores de riesgo y de protección

Los estudios de investigación indican que los conceptos culturales hispanos o latinos con respecto a la masculinidad y la feminidad, han creado estándares dobles e inequidades de poder que han sido vinculadas con el riesgo de contraer el VIH y con las conductas de protección . En algunos hombres hispanos el machismo, considerado un papel tradicional del sexo masculino, tiene implicaciones positivas para la prevención del VIH, como la fortaleza y la protección de la familia . Sin embargo, el demostrar la masculinidad mediante el poder y la dominación puede llevar a los hombres hispanos o latinos, tanto heterosexuales como homosexuales, a realizar conductas sexuales de riesgo, como el tener relaciones sexuales con múltiples parejas , relaciones sexuales sin protección con hombres o mujeres ,  o a la intimidación sexual.  El familismo, o el fuerte compromiso hacia la familia, puede ser un incentivo importante que servirá para que algunos hombres hispanos o latinos disminuyan el número de parejas casuales con las que tienen relaciones sexuales sin protección. El familismo también puede ser una fuente de conflicto en los hombres hispanos o latinos que tienen relaciones sexuales con otros hombres o HSH (MSM, por sus siglas en inglés), cuyas familias pueden tener una visión negativa de la homosexualidad. Además, muchos HSH hispanos o latinos se identifican como heterosexuales y, en consecuencia, es posible que no se sientan identificados con los mensajes de prevención dirigidos a los hombres homosexuales.

Para algunas mujeres hispanas o latinas, los papeles tradicionales de marianismo, en el cual se espera que la mujer sea pura y se someta a los deseos del hombre , y de simpatía, en el que se enfatiza la importancia de las relaciones sin conflicto, aunados con el silencio sobre las relaciones sexuales impiden la discusión con sus parejas masculinas sobre temas sexuales y sobre las relaciones sexuales seguras. En un estudio se indicó que la negativa de las mujeres hispanas o latinas a aceptar la posibilidad de riesgo personal de contraer la infección por el VIH se asoció con la falta de información sobre las formas de evitar las conductas de riesgo.

Una mayor aculturación de los hispanos o latinos en la cultura estadounidense ha sido asociada con la adopción de diversas conductas que protegen la salud, entre las que se incluyen la comunicación con las parejas sobre las relaciones sexuales sin riesgo  y la revelación del estado seropositivo al VIH. No obstante, los niveles altos de aculturación también se han asociado con el aumento de conductas que son factores de riesgo de infección por el VIH. En un estudio se encontró que los hombres hispanos o latinos VIH positivos con un grado alto de aculturación tenían más probabilidades de usar drogas antes de tener relaciones sexuales, lo que a su vez incrementaba las conductas sexuales con riesgo . En las mujeres hispanas o latinas, aquellas con un grado de aculturación más alto tenían más probabilidades de inyectarse drogas y tener un mayor número de parejas sexuales.

Debido a la diversidad cultural de los latinos que viven en los Estados Unidos, la investigación sobre creencias culturales y conductas de riesgo para la adquisición del VIH mencionada anteriormente, no es aplicable a todas las personas o grupos de origen hispano o latino.

Problemática socioeconómica

Más de 1 de cada 5 hispanos o latinos (21.9%) viven en condiciones de pobreza Varios problemas socioeconómicos asociados con la pobreza, entre los que se encuentran la falta de educación formal, el desempleo, el tener seguro de salud inadecuado y el acceso limitado a servicios de cuidados de salud de alta calidad, pueden incrementar directa o indirectamente el riesgo de adquirir el VIH. Las probabilidades de que se diagnostique el VIH en etapas avanzadas de la infección, o cuando ya tienen el SIDA, son mayores entre los hispanos o latinos que entre los blancos (que no son hispanos o latinos); esto indica que no están teniendo acceso a las pruebas de detección ni a los servicios de cuidados de salud mediante los cuales la infección por el VIH se puede diagnosticar durante las etapas iniciales.

Los patrones de migración, la estructura social, las barreras del idioma y la falta de acceso a la atención médica de rutina entre los inmigrantes hispanos o latinos transeúntes (que no permanecen por mucho tiempo en un mismo sitio) pueden afectar el conocimiento sobre los servicios de prevención y de atención médica para el VIH/SIDA e impedir el acceso a los mismos. Los inmigrantes recién llegados están expuestos a retos adicionales, como el aislamiento social y la falta de información sobre el VIH/SIDA, que pueden incrementar aún más el riesgo de exposición al VIH. Así pues, es necesario ofrecer los servicios de prevención del VIH tanto a los inmigrantes hispanos o latinos transeúntes como a los recién llegados, no solo en su idioma sino que además sean culturalmente adecuados.

You must be logged in to post a comment Login