Viñedos de Película en California

El condado de Santa Bárbara en California, está tapizado de bucólicos viñedos donde irremediablemente se buscan las excelencias del vino. Siguiendo a los protagonistas de la película ‘Sideways’, te proponemos un viaje de lo más ‘delicatessen’.

La película Sideways puso sobre la mesa un perfecto maridaje entre cine independiente y cultura del vino. Tanto, que el mismo año que se estrenó el filme, 2005, las ventas de vino del condado aumentaron un 25%. No es de extrañar, puesto que la cinta protagonizada por Paul Giamatti transmite una intensa pasión por las bondades de la uva californiana gracias a las imágenes de los apacibles viñedos con sus bodegas y restaurantes, y al sugerente tintineo de las copas al brindar.

Todos los lugares que aparecen en la película existen en la realidad. De hecho, la oficina de turismo de Santa Bárbara facilita un mapa con los establecimientos que visitan los protagonistas del filme, Miles y Jack, dos amigos que emprenden un viaje enológico antes de que uno de ellos se case. Los viñedos se encuentran a unos 50 kilómetros hacia el interior de la ciudad costera de Santa Bárbara, en el valle de Santa Ynez, rodeado por pueblecitos pintorescos como Los Olivos y Solvang, de ambiente relajado y con un puñado de edificios históricos, o pequeñas ciudades típicamente americanas como Buellton o Lompoc.

Para una primera toma de contacto, lo mejor es recorrer en coche Santa Rosa Road, una carretera con panorámicas de los viñedos que une Lompoc, con un agradable mercado que los protagonistas visitan en la película, y Buellton, el lugar en el que se aloja la pareja de amigos. En el trayecto se localiza la bodega Alma Rosa Winery, donde el personaje de Paul Giamatti recita el repertorio de aromas -desde fresas y cítricos a espárragos y queso- que le sugiere un vino elaborado con su uva predilecta: Pinot Noir.

Para visitar Hitching Post II, el local preferido de este amante del vino, hay que tomar la carretera que une Buellton con Solvang, la Highway 246, un restaurante en el que Rex Pickett, autor de la novela en la que se basa la película, pasó largas veladas tomando sorbos de vino e inspiración, y donde, siguiendo sus consejos, hay que pedir ineludiblemente un Pinot Noir Highliner.

El Solvang Restaurant, situado en este encantador pueblo de herencia danesa, es el único en el que los protagonistas de la película no piden vino… porque van a desayunar. Una vez aquí, es imprescindible dar un paseo por este pueblo tan peculiar antes de coger el coche en busca de nuevas bodegas: Kalyra Winery está cerca, desviándose de la misma carretera 246, que llega hasta el pueblo de Santa Ynez.

En el mismo pueblo de Los Olivos se localizan otros dos escenarios gastronómicos: Firestone Winery, en la que la pareja de amigos acompañados por las dos mujeres que conocen en su escapada recorren los barriles donde descansa el vino, y Los Olivos Café, el estupendo restaurante-bodega donde cenan. Unos kilómetros más adelante, en Foxen Canyon Road, se ubican otras dos bodegas: la famosa Fess Parker Winery y Foxen Winery, donde es aconsejable probar el vino Bien Nacido.

Quien se quede con ganas de más viñedos de cine, puede recorrer en coche la costa californiana hacia el norte. Pasado San Francisco se llega hasta Napa Valley, soleada campiña donde la todopoderosa Angela Chaning de Falcon Crest desplegó, hace ya 30 años, su reinado de intrigas regadas con mucho vino.

2 Responses to "Viñedos de Película en California"

  1. Pingback: tier2 junk

  2. Pingback: Viñedos de Película en California « Vuelos baratos, Pasajes Baratos Crucero y mas

You must be logged in to post a comment Login