Voto Latino Definiría Reforma Migratoria

Parece un chantaje pero a los latinos no les queda otra que votar.  El propio presidente Obama se dijo “desilusionado” por no haberse aprobado una reforma migratoria en su Gobierno, pero aseguró que si los latinos no votan el 2 de noviembre triunfarán políticos con posiciones más duras, en una entrevista radial transmitida el lunes.

“Si los latinos no participan en esta elección, entonces habrá menos votos y será menos probable lograr esto (la reforma migratoria integral…)”, dijo el presidente Obama durante el programa en español “Piolín por la Mañana“, presentado desde Los Angeles por Eddie “Piolín” Sotelo.

“Si no aumenta el voto (latino) en esta elección, creo que va a ser mucho más difícil y es por eso que yo creo que es muy importante que las personas se enfoquen en votar el 2 de noviembre”, agregó el presidente, en alusión a los comicios legislativos de medio mandato.

La reforma migratoria aparece claramente en la cuenta pendiente del presidente, que llegó a la Casa Blanca con un récord histórico de votantes hispanos a su favor.

Obama reiteró que su interés es que los republicanos acepten que hay que hallar una solución para los 11 millones de indocumentados a cambio de más seguridad en la frontera sur y más controles en el interior.

“Creo profundamente que tenemos que solucionar los problemas de inmigración para que seamos tanto una nación de inmigrantes como una nación de leyes; para permitir que las personas salgan de las sombras; para permitir que las personas que son productivas y respetan la ley puedan seguir el camino hacia la ciudadanía”, recalcó Obama.

Al iniciar la entrevista, grabada el viernes, el moderador “Piolín” expresó la frustración de la comunidad hispana con el presidente estadounidense debido a que no ha sido aprobada una reforma migratoria integral.

“Bueno, yo también estoy desilusionado”, respondió Obama. “Esto es algo a lo cual me he comprometido durante muchos años. Me comprometí a esto cuando fui senador de los Estados Unidos. Me comprometí a esto cuando fui senador estatal”.

“El hecho de que no hemos logrado esto es algo que me frustra y sé que frustra a muchas personas en la comunidad”, indicó.

Obama explicó que “en el Senado de Estados Unidos, en los últimos dos años, muchos republicanos que solían apoyar una reforma inmigratoria exhaustiva, como John McCain, decidieron no seguir apoyándola. En el Senado tenemos una regla que dice que 50 votos no son suficientes. No se puede aprobar una ley solamente con 50 o 51 votos”.

El mandatario también fue consultado sobre el casi medio millón de inmigrantes que han sido deportados durante su administración, más que en cualquier Gobierno anterior.

“El aumento principal en deportaciones tiene que ver con personas que tienen antecedentes criminales y que han participado en actividades ilegales, no sólo porque no tienen papeles sino porque han participado en una actividad ilegal. Pero lo más importante que podemos hacer es cambiar la ley”, dijo.

“Quiero repetir que es la forma en la que nuestro sistema funciona –soy presidente, no soy rey–. Si el Congreso tiene leyes que dicen que las personas que están aquí y que no están documentadas tienen que ser deportadas, entonces yo puedo ejercer cierta flexibilidad en cómo utilizamos nuestros recursos para enfocarnos en aquellas personas que realmente están causando problemas en lugar de en las familias que simplemente están tratando de ganarse la vida”, explicó.

Obama recordó que “los derechos civiles no se lograron después de un año solamente; no se lograron después de dos años”.

“Las personas tuvieron que marchar, sufrieron golpes, aún después de que el doctor King diera su discurso llamado “I Have a Dream” (Tengo un Sueño), se demoró años antes de que los afroamericanos pudieran obtener la ciudadanía completa en este país. El cambio no es fácil”, apuntó el presidente estadounidense.

You must be logged in to post a comment Login